Descubre los 3 platos gastrofísicos que fueron presentados en Eurocucina

La gastrofísica es la ciencia de la nutrición que estudia cómo la percepción de los sabores cambia dependiendo de las características de los platos. ¡Los sonidos, color e incluso el peso de los cubiertos puede influir en ellos! Descubre más sobre esta ciencia innovadora y cómo utilizarla para tus platos de diseño.
Print Friendly, PDF & Email

Todos los apasionados de la cocina sueñan con ofrecer a sus invitados platos perfectos y únicos, con combinaciones de sabores, haciendo de esto una aventura culinaria inolvidable. Por ello NEFF ha creado una colección de platos gastrofísicos para mejorar y ensalzar los sabores de los alimentos, que fueron presentados dentro del marco de la Feria Eurocucina en Milán el pasado mes de abril.

Además de garantizar una experiencia de sabor de 360°, los invitados al evento pudieron disfrutar de una sesión culinaria multisensorial y única guiados por Charles Spence, profesor de psicología experimental en la Universidad de Oxford y autor del libro”Gastrofísica“, que ilustró los principios fundamentales de esta ciencia innovadora.

¿Qué es la gastrofísica?

La gastrofísica es la nueva ciencia de la nutrición que estudia cómo la percepción de los sabores se ve reforzada por las características de los platos y el entorno que les rodea. Cómo los sonidos, forma, color, vajilla e incluso el peso de los cubiertos puede influir en el sabor. Por ejemplo, las formas angulares de los platos hacen que la comida parezca más fría que la temperatura real, mientras que el color rosa lo hace parecer un ingrediente más dulce en el paladar.

Platos gastrofísicos

Para la elaboración de los platos gastrofísicos, NEFF ha colaborado con la ceramista Reiko Kaneko, conocida por la elegante simplicidad de sus creaciones inspiradas en la larga tradición inglesa.

El primer plato tiene líneas ovaladas irregulares, inspiradas en la forma y la energía de olas marinas. De esta manera, mejora la salinidad, el sabor de mariscos y pescado gracias a los tonos en tonos azules, con bordes dentados y la superficie áspera que recuerda a copos de pescado.

El plato principal en gres negro tiene una consistencia áspera, similar a la del papel vidrio y una pronunciada angulosidad de los márgenes que acentúan el sabor picante de los ingredientes, y especialmente, el sabor del jengibre, por lo que es perfecto para servir el curry verde tailandés.

El plato de postre recuerda una frambuesa debido a su forma y consistencia. Esto aumenta la percepción de dulzura gracias a la suave tonalidad.

La gastrofísica revela los secretos que esconde la preparación de cada uno de los platos. Charles Spence asegura que nuestro cerebro reacciona ante la idea de comer y mientras que en el gusto interviene el 1% del cerebro, en la vista lo hace hasta el 50%. Esto hace que “comamos con los ojos”. Realzar el contraste visual en el plato puede aumentar de una manera sustancial la ingesta de los comensales.

Pero la percepción de los sabores también está determinada además por nuestra situación emocional, por los oídos e incluso por lo que palmamos. En este caso, los estudios han demostrado que podemos comer hasta un 40% más si el plato es grande o que si una patata frita cruje mucho, la percibimos más sabrosa.

El color del plato puede servirnos para echar menos azúcar al postre o directamente para comer menos. Y es que un estudio de la Fundación Alicia con Elbulli revela que una misma mousse de fresa se percibe un 10% más dulce y un 15% más sabrosa servida sobre un plato blanco que sobre uno negro. Un plato de color rojo provoca, directamente, que comamos menos.

Las condiciones de presión hacen que la comida pierda un 30% de su sabor en altura. Por ello en los cátering de los aviones, los alimentos están cargados de azúcar y sal para contrarrestar esa pérdida de sabor. Esa pérdida de sabor es la razón, por ejemplo, de la popularidad del zumo de tomate en los vuelos.

Como cierre, destacar que la gastrofísica y con ella los nuevos diseños de vajillas especiales que acrecentan el placer de comer, abre una ventana de posibilidades ilimitadas para la innovación y el disfrute de la comida.

Cuéntanos qué te ha parecido las claves de esta ciencia de la nutrición y no olvides suscribirte para estar a la última en tendencias gastronómicas.

Relacionados

Escribir un comentario


 He leído y acepto la Política de privacidad.

*