5 MITOS SOBRE LOS ALIMENTOS FRESCOS

Hay muchos mitos acerca de los alimentos frescos. Consumirlos tiene una serie de ventajas indiscutibles, pero, ¿cómo puedes disfrutar realmente de productos verdaderamente frescos? Te decimos cómo.
Print Friendly, PDF & Email
Mitos y verdades sobre alimentos frescos

Cuando se habla de alimentos, el concepto de frescura está rodeado de imprecisiones. Muchos mitos rodean lo que se denomina un “producto fresco”. Consumirlos tiene una serie de ventajas indiscutibles, pero, ¿cómo puedes disfrutar realmente de productos verdaderamente frescos?

Para que puedas averiguarlo y disfrutarlos plenamente, te contamos una serie de mitos acerca de ellos.

1.- LAS FRUTAS Y VERDURAS FRESCAS SON MÁS SANAS QUE LAS CONGELADAS

FALSO

En general, tras la cosecha, las frutas y verduras pierden muchas vitaminas durante su transporte. Las verduras de hoja, sobre todo, empiezan a perder micronutrientes justo después de su recogida; las espinacas ultracongeladas, sin embargo, siguen conservando el 85 % de su vitamina C. Por ello, las frutas y verduras frescas solo pueden competir con las congeladas si van directas del huerto al plato.

2.- LA FRUTA ORGÁNICA ES MÁS RESPETUOSA CON EL MEDIOAMBIENTE

NO NECESARIAMENTE

Los estudios revelan que, en términos de huella de carbono, una manzana de Sudáfrica o Argentina es comparable a una manzana orgánica local. ¿Por qué? Después de la recolección, las manzanas de producción local se guardan en frigoríficos durante el invierno hasta el año siguiente, lo que causa emisiones comparables. La clave de la sostenibilidad radica en comprar no solo productos locales, sino también de temporada.

Conservación de alimentos frescos en el frigorífico

5.- CONGELAR LOS ALIMENTO PREVIAMENTE DESCONGELADOS, ES PELIGROSO.

NO NECESARIAMENTE

En realidad, no es recomendable congelar un alimento ya descongelado con anterioridad. Pero hay una pequeña excepción: que se cocine a las temperaturas correctas antes de volver a congelarlo. Cuando está congelada, en la comida no proliferan determinados microorganismos peligrosos para la salud. Además, durante el proceso de descongelación (siempre en la parte menos fría del frigorífico y nunca a temperatura ambiente), el agua que contiene el alimento es una vía de propagación perfecta para que estos microorganismos se multipliquen. Pero, además, cualquier alimento que se vuelva a congelar pierde parte de sus nutrientes y su textura, de forma que la comida siempre será menos deliciosa.

sistema de conservación FreshSafe

¿Conocías todos estos detalles que te hemos contado? Recuerda que el frigorífico también puede ayudarte a disfrutar mucho más de los alimentos frescos. Gracias al sistema de conservación FreshSafe puedes guardar frutas, verduras, carnes o pescados hasta el triple de tiempo conservando todas sus propiedades intactas. ¡Disfrútalos cuando realmente tú quieras!

Si quieres estar al tanto de noticias como ésta, suscríbete al blog.

.

Relacionados

Escribir un comentario


 He leído y acepto la Política de privacidad.

*