Las 5 tendencias gastronómicas que ya marcan el 2017

Ingredientes y sabores tan españoles como el mojo verde, la salsa romesco o el vinagre de jerez son ya productos en auge a nivel global. Este año sin embargo destaca un enfoque global hacia los desayunos inauditos, sabores vibrantes a la plancha, yemas de huevo infusionadas con sabores salados, una nueva cocina mediterránea para el siglo XXI y la próxima ola de sabores picantes.

Además de estos alimentos que destacarán en 2017, yo te cuento a continuación las 4 tendencias que, a mi juicio, destacaría y que cuatro tendencias que a mi juicio, ya se han incorporado a la gastronomía española.
idPost17007
Diego Ferrer Cheff Neff tendencias 2017

Hace escasos días se ha publicado el “Informe tendencias de 2017” elaborado por McCormick y Ducros que cuenta con un grupo de 40 profesionales, entre ellos chefs, expertos culinarios y científicos sensoriales, que han identificado los sabores y tendencias para este año. Como siempre que se elaboran informes de tendencias, algunas serán pasajeras, pero otras llegan para quedarse.

Ingredientes y sabores tan españoles como el mojo verde, la salsa romesco o el vinagre de jerez son ya productos en auge a nivel global. Este año sin embargo destaca un enfoque hacia los desayunos inauditos, sabores vibrantes a la plancha, yemas de huevo infusionadas con sabores salados, una nueva cocina mediterránea para el siglo XXI y la próxima ola de sabores picantes.

Además de estos alimentos que destacarán en 2017, te cuento a continuación las 4 tendencias que, a mi juicio, destacaría y que ya se han incorporado a la gastronomía española.

Comida en cuencos.

Así hemos comido mil veces el cocido madrileño, todo junto en un cuenco. Es la opción del famoso plato único donde combinan hidratos, vitaminas, proteínas y a veces grasas deliciosas.

El aspecto desde un punto de vista estético, es una maravilla. Se trata de un concepto de plato-bol totalmente equilibrado, con presencia de los nutrientes necesarios para hacer de un viaje una comida sana, rápida y equilibrada. Luego está la opción personal de elegir lo que quieres que lleve dentro.

Os aconsejo visitar algún local donde sirvan originales Ramen. En el extranjero no son precisamente baratos, pero es un caldo buenísimo hecho con carne, huesos, verduras y servido con los típicos fideos o noodles alcalinos (que no se pasan) acompañados de huevos escalfados, tofu, carnes, verduras frescas, algas, etc…

Yo pedí uno en un local de Miami regentado por japoneses que parecía sacado de un barrio del mismo Tokio, y no fui capaz de acabármelo. Me lo sirvieron en un cuenco que por lo menos tenía más de un litro de caldo, caliente como una olla al fuego.. Para mi sorpresa, miraba a los lados y veía al resto de clientela (algunos, por su aspecto, recién salidos del gimnasio) y todo el mundo dejaba el cuenco que no hacía falta ni fregarlo. Es un plato que hay que probar, muy interesante y recomendable. Eso sí, tendréis que probarlo más de una vez porque los hay de diferentes ingredientes: cerdo, ternera y langostinos principalmente.

Flexitarianos.

Cada vez más, el vegetarianismo se ve como una decisión y modo de vida sano. Sin embargo, mucha gente no quiere renunciar a comer carne y se plantea comer mejor. El flexitariano es una persona que sigue una dieta vegetariana pero se permite comer carne con escasa frecuencia, sobre la forma en que se es vegetariano, se podría decir que es un poco «flexible», sobre todo en ocasiones especiales como eventos sociales, restaurantes, cenas familiares, etc.

Por ello, muchos cocineros deciden nuevas creaciones para sus cartas con más presencia vegetal. Van surgiendo productos denominados superalimentos que tienen unos aportes en proteínas y aminoácidos más altos de lo normal y que los convierten en un sustituto de la carne en la dieta. Los superalimentos como la espirulina, acai, chía, chlorella contienen hasta un 45% de proteínas. Todavía son desconocidos para la mayoría y algunos muy caros, pero cada vez oiremos hablar más de ellos y van a ir irrumpiendo en nuestra dieta.

Tacos mejicanos.

Particularmente, me chiflan. En un viaje que hice recientemente a Miami, estuvimos viendo un montón de sitios y tendencias en EE.UU y fue sorprendente la calidad de la comida rápida de nueva generación en ese estado. Es cierto que los americanos tienen fama de ser gente obesa, y de ingerir comidas grasas e insanas, pero la demanda de un sector mayoritario de la población se dirige hacia un fast food sano y natural. Para ello, los tacos son el complemento perfecto. Tortillas de maíz (incluso del violeta) que al momento se cocina, con los rellenos tradicionales de cochinita, taco pastor, tinga de pollo, langostinos, pescado, y de setas y verduras para la opción veggie; con complementos como el huitlacoche que los pueden hacer totalmente gourmet. Tremendos de buenos, coloridos, frescos, aromáticos, nutritivos y extremadamente originales. Comida sana, deliciosa, rápida, económica que aún está por pegar más fuerte en este 2017 en nuestro país. Este aspecto que tiene la comida callejera mejicana resulta de lo más atractivo para los sentidos y deja un espacio infinito para la creatividad aporte de otras gastronomías que no tienen nada que ver con la mejicana.

Especialidad en mono producto.

Un tema aparentemente no muy novedoso, pero en el que prima la ventaja sobre el resto de competencia, es ofrecer únicamente un producto en el que somos especialistas y técnicamente buenos respecto a los demás.

En el centro de Madrid acaba de abrir una pollería, “Le Gallinero”, que se dedica al pollo natural de Las Landas. Un producto de calidad y que sin llegar a ser ecológico está alimentado de manera natural, en libertad y alcanza la edad de sacrificio en el doble de días que el pollo blanco habitual en los lineales de los supermercados. Este negocio tiene unas máquinas (técnica) y un desarrollo de investigación (receta) que hacen junto al origen y calidad de la materia prima (pollo) un producto 10.

He visto otro negocio de reciente apertura en Madrid que se dedica solo a las palomitas, y las hace de todos los tamaños, sabores y caramelizados que te puedas imaginar. Y si quieres encontrar un producto igual, no lo vas a encontrar en otra parte.

La especialización es cada día un valor en el mercado (y muchas veces arriesgado) que hace que el consumidor pueda encontrar lo mejor y a una excelente calidad.

Mucha suerte en vuestra recolección y mucha imaginación en las elaboraciones, echadle imaginación siguiendo las tendencias de 2017.

Y si tienes cualquier consulta, duda o curiosidad, puedes preguntarme en la sección de Consultas al Cheff Neff

 

Diego Ferrer, Cheff Neff

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestGoogle+Email to someone

Relacionados

Escribir un comentario


*