7 ideas para aprovechar el espacio en la cocina

Print Friendly, PDF & Email

Diseñar una cocina cómoda y funcional requiere siempre un buen estudio tanto de la planta y dimensiones de la estancia como del uso que se le va a dar. Esta necesidad se hace aún más evidente y necesaria cuando se trata de cocinas pequeñas, en las cuales hay que optimizar al máximo el espacio en la cocina.

Además de recursos estéticos que hagan que tu cocina parezca más grande (tonos blancos, diseños ligeros, vitrinas…), es importante poner en práctica soluciones con las que ganar amplitud real, no sólo visual. Apunta estas 7 ideas para aprovechar el espacio en la cocina.

Cocina industrial amplia

1. MUEBLES PENÍNSULA

Nada más práctico que poder guardar los muebles bajo la encimera cuando no se vayan a usar y sacarlos en el momento que queramos contar con una superficie de trabajo extra. Esta solución permitirá tener la cocina despejada y las zonas de paso libre.

Como si fuera una prolongación de la encimera, la mesa queda a la misma altura que el resto de los muebles y cerca de la placa de cocción. Por eso, se convierte en una superficie de trabajo muy cómoda.

La misma idea es perfecta para crear una zona de desayunos o comidas de diario. En este caso, acompaña la mesa de un par de sillas plegables que, igualmente, puedas guardar en cualquier sitio cuando no las necesitéis.

2. HASTA EL TECHO

Los muebles altos de cocina se suelen fabricar en dos alturas diferentes: 70 y 90 cm. Lo ideal es escoger la opción que permita aprovechar toda la altura del techo con soluciones de almacenaje.

En cualquier caso, siempre que entre los armarios y el techo quede espacio disponible, es posible instalar una serie de baldas que conviertan el hueco en un nuevo espacio de almacén. Recuerda que, en ese caso, las zonas más altas se reservan para guardar el menaje que no uses habitualmente.

3. MÓDULOS EXTRAÍBLES

En la cocina hace falta mucha capacidad de almacén. Por eso, no se debe subestimar ningún rincón, por pequeño que sea. En ocasiones, las medidas estándares de los muebles no se ajustan completamente a las del frente de cocción y suelen quedar pequeños huecos que no sabemos cómo resolver: botelleros, módulos para las bandejas, estantes…

Antes de decidirte por una solución, piensa muy bien qué necesitas realmente. En este caso, se optó por un módulo extraíble muy práctico para guardar el aceite, la sal, el vinagre y demás condimentos. Asegúrate de que cuente con algún tipo de topes entre las botellas o botes que vayas a guardar para evitar que se muevan cada vez que saques o metas el mueble.

4. LAS PAREDES: ZONAS DE ALMACENAJE

Saca partido al espacio en la cocina con el potencial de almacenaje de las paredes con baldas, barras para colgar accesorios o estantes de poco fondo.

Para darle un espacio a la pared, estudia muy bien a qué vas a destinar esa superficie. Diseña una composición que te ayude a tenerlo todo localizado y a mano, pero que resulte visualmente ligera. Evita recargar el espacio: si lo haces, lo que ganas por un lado, lo perderás por otro.

estantería de pared

Foto: Pinterest

5. EL INTERIOR DE LOS ARMARIOS

Un sitio para cada cosa y cada cosa en su sitio. Grábate esta máxima del orden para hacer de tu cocina un espacio funcional. Saber aprovechar el interior de los armarios con soluciones pensadas al milímetro es otra de las claves que te ayudarán a aprovechar el espacio de tu cocina.

Un fondo de 60 cm, que es la medida con la que se fabrican los muebles bajos, puede dar para mucho… o para nada. Todo es cuestión de una buena organización del interior con los accesorios adecuados.

6. LUGARES INESPERADOS

El costado de los armarios altos también se puede convertir en un nuevo espacio en la cocina. En este caso, se ha destinado a guardar revistas y libros de recetas, pero también podrías guardar botes de especias o pequeños accesorios de cocina. Elige baldas de poco fondo y, a ser posible, en el mismo acabado que el resto de los muebles para lograr una uniformidad y continuidad visual.

Una vez más: piensa primero qué vas a guardar en las baldas para fijarlas a una distancia que te permita aprovechar el mueble, pero también colocar los objetos que desees.

7. POR LOS SUELOS

¡No te olvides del zócalo! Sustitúyelo por cajones que te permitan sacar partido a cada milímetro. Ganarás un espacio muy útil de almacenamiento extra. Resérvalos para guardar utensilios que no uses a diario.

La falta de metro no debe ser un inconveniente para proyectar la cocina que siempre has deseado. La clave está en estudiar muy bien sus dimensiones para dar con la mejor distribución de muebles y electrodomésticos y buscar soluciones que nos ayuden a optimizar al máximo el espacio. Cuéntanos si pones en práctica alguna de estas ideas para ganar espacio en la cocina y no olvides suscribirte para seguir recibiendo ideas sobre decoración.

Relacionados

2 comentarios

Me encanta!

¡Fenomenal! Nos alegra mucho que te gusten tanto nuestros consejos. Estamos a tu disposición si necesitas más información. Un saludo. Equipo Neff.

Escribir un comentario


 He leído y acepto la Política de privacidad.

*