7 mitos que debes saber sobre la leche

Nos han dicho que la leche consigue hacernos crecer grandes y fuertes. También que tiene un efecto revitalizador por las mañanas y que suele influir en la aparición del acné. ¿Pero qué hay realidad y de mito en todo ello? Descubre los mitos más populares sobre la leche.
Print Friendly, PDF & Email

Desde siempre nos han dicho que la leche consigue hacernos crecer grandes y fuertes. También que consigue tener un efecto revitalizador por las mañanas y que suele influir en la aparición del acné. ¿Pero qué hay realidad y qué de mito en todo ello? ¿Sigue la leche manteniendo sanos los huesos? ¿Nos hace daño?

Amigos y enemigos se muestran reacios a la hora de comprometerse sobre estas cuestiones, pero a continuación revisamos las quejas que rodean a este alimento tan imprescindible en nuestra dieta. ¿Quieres saber los mitos más populares sobre la leche?

botella leche neff

1. LA LECHE TIENE UN EFECTO PERJUDICIAL EN LOS HUESOS

La leche es un alimento rico en proteínas y calcio, muy importante para el desarrollo de los huesos. Por eso tiene que estar presente en las dietas de todos los niños. La Asociación Española de Pediatría recomienda de 2 a 3 raciones de lácteos diarios en niños de 1 a 9 años. Cada vez se consume menos leche porque existen en el mercado multitud de lácteos que la pueden sustituir, como batidos, natillas o yogures. Por eso, la ración puede consistir en una taza de leche (200-250 ml), un yogur (125 g) o 30-40 g de queso curado.

 2. LA LECHE PRODUCE MUCOSA

La leche posee una consistencia cremosa y cuando se mezcla con la saliva crea una emulsión espesa que parece mucosa. Pero esta es solo la apariencia. Los científicos no han encontrado nada que indique que la leche genere realmente un aumento de las flemas.

3. LA LECHE CONSIGUE DESPERTARTE

En los cereales de la hora del desayuno, con el café, sola por la mañana… se podría pensar que la leche es una buena manera de despertarse. Pero en realidad, la leche contiene tritófano, un aminoácido que posee un efecto relajante que hace que a la gente le entre sueño.

4. LA LECHE PROVOCA ACNÉ

Si tienes piel seca, los productos lácteos aplicados externamente retienen la humedad y pueden mejorar la piel. Pero las personas con piel grasa y propensa a las impurezas, empeorarán sus problemas si beben más leche, ya que los médicos consideran que la leche estimula el crecimiento de las glándulas sebáceas de la piel.

5. LA LECHE ENGORDA

Tanto la leche entera como la desnatada contienen muchas calorías. Sin embargo, los investigadores han demostrado que el calcio de la leche tiende a reducir el peso, al aumentar la velocidad a la que se quema la grasa.La proteína presente en la leche contribuye también a controlar el apetito.

6. LA LECHE ECOLÓGICA PROCEDE DE VACAS EN LIBERTAD

Aunque el hacinamiento en los establos está prohibido, muchas marcas de leche cuando hablan de productos ecológicos se refieren al tipo de alimentación de las vacas y evitan hablar de cómo las mantienen. Incluso el ganado vacuno que se alimenta exclusivamente de pienso ecológico puede que no pase mucho tiempo pastando en el campo. Sidas mucha importancia a la felicidad bovina y quieres construir una cocina ecológica, busca los indicadores tipo “criadas al aire libre”.

7. LA LECHE EVITA LA ABSORCIÓN DE ANTIBIÓTICOS

En efecto, tomar pastillas con leche puede ser una mala idea. Al digerirse en el estómago, el calcio influye en su efectividad, ya que hace que la sangre tenga menos capacidad para absorber los agentes activos.

Ahora ya sabes los verdaderos efectos de la leche y cómo emplearla para beneficiarte de sus propiedades nutritivas. En este blog podrás descubrir multitud de recetas que usan la leche como uno de los ingredientes: prepara postres, salsas y el acompañante perfecto para tu cafetera.

Recuerda que es un alimento fundamental para el crecimiento de todo ser humano, aunque siempre ha de ser consumida con moderación. ¡No olvides suscribirte para seguir recibiendo consejos y recomendaciones sobre gastronomía!

Relacionados

Escribir un comentario


 He leído y acepto la Política de privacidad.

*