A quien buen huerto se arrima… (mantén vivo tu huerto en otoño)

Los huertos urbanos son, de sobra, conocidos por todos nosotros. Para saber cómo sacar el máximo partido... ¡lee nuestro post!
Print Friendly, PDF & Email

Son de sobra conocidas las bondades de los huertos urbanos. Podemos encontrarlos en restaurantes, en asociaciones vecinales, en iniciativas locales y en colegios. Y por supuesto también en nuestras casas.

En nuestro anterior artículo Yo me lo cultivo, yo me lo como tienes las claves que necesitas para tener un huerto urbano en casa.

A QUIEN BUEN HUERTO SE ARRIMA...(MANTÉN VIVO TU HUERTO EN OTOÑO)
Foto: Huerto urbano.

Mantener nuestro huerto productivo en otoño es muy sencillo cuando sabemos qué tenemos que plantar. Primero tendremos que arrancar las raíces de las plantas que no vamos a cultivar y airear y añadir nutrientes a la tierra.

Ya solo nos queda elegir entre cultivos propios de la temporada o de los que aguantan todo el año. Y entre verduras, frutos, flores o plantas aromáticas. O hacer una mezcla de todos ellos.

¿Qué podemos plantar en otoño?

  • Verduras y hortalizas otoñales.

Son las habas, el apio, el rábano, el ajo y la cebolla. Ya pasó la temporada de pepinos espinacas y tomates. Terminada la cosecha, y limpia la tierra, plantamos verduras resistentes y que no precisan de muchos cuidados. Algo de riego y algo de nutrición de la tierra es suficiente para que sobrevivan.

A QUIEN BUEN HUERTO SE ARRIMA...(MANTÉN VIVO TU HUERTO EN OTOÑO)
Foto: Olemihuerto

  • Verduras y hortalizas de todo el año.

Acelgas, y algunas lechugas se pueden sembrar también en octubre y el ajo, que es muy fácil de cuidar y de los más utilizados en nuestras recetas, son ejemplos de verduras que reportan satisfacciones durante casi todo el año. Berzas, repollos, escarolas y guisantes también aguantan bien el invierno, pero hay que pensar en ellas a finales del verano y plantarlas entonces.

A QUIEN BUEN HUERTO SE ARRIMA...(MANTÉN VIVO TU HUERTO EN OTOÑO)
Foto: Casa actual.

  • Hojas y lechugas para ensaladas.

Hay una gran cantidad de lechugas para hacer ensaladas que aportan un sabor difícil de olvidar si las cortamos antes de ingerirlas. Se siembran hasta noviembre y se cosechan todo el año cuando combinamos distintas variedades. Son un cultivo excelente para quienes empiezan con su huerto urbano, son exigentes en riego y en nutrientes, y nos facilitan el aprendizaje necesario para dar el salto a ingredientes más difíciles. Además se utilizan en innumerables recetas en nuestra cocina.

Fuente: Planeta huerto.

  • Hierbas aromáticas.

Sembradas antes del otoño, podemos mantener la lavanda, el tomillo, el romero, el hinojo, la melisa, y la hierbaluisa. Pero también podemos divertirnos plantando menta, hinojo y cebollino, y otras muchas que son muy fáciles de cuidar. Necesitan poco espacio y podemos tenerlas en nuestras cocinas en pequeñas macetas.

A QUIEN BUEN HUERTO SE ARRIMA...(MANTÉN VIVO TU HUERTO EN OTOÑO)
Foto: El huerto urbano.

  • Flores.

Por otro lado podemos reservar un pequeño espacio para las flores. Se utilizan con muy buenos resultados en ensaladas y cremas y para decorar añadiendo cierto sabor y bonitos detalles organolépticos a nuestros platos. En otoño la lavanda escasea pero podemos probar y experimentar con otras flores como los pensamientos, las violas, los claveles, los crisantemos y las margaritas en aceites aromatizados.

A QUIEN BUEN HUERTO SE ARRIMA...(MANTÉN VIVO TU HUERTO EN OTOÑO)
Foto: Eco cosas.

  • Frutas.

En huerto urbano las mejores frutas con las que entretenernos son las fresas y otros frutos de bosque. Se siembran desde primavera hasta otoño. En invierno nos demandan atención, ya que necesitan frío para poder florecer y dar sus frutos. Se sienten bien en nuestros huertos urbanos a la sombra y si las tratamos como se merecen, nos las podemos preparar en mermeladas o combinar con unas deliciosas cookies de chocolate blanco.

Fuente: El huerto urbano y ecocosas.

A QUIEN BUEN HUERTO SE ARRIMA...(MANTÉN VIVO TU HUERTO EN OTOÑO)
Foto: Neff.

Un pequeño huerto en casa, solo necesita de unos pocos minutos de atención al día, pero con él recuperamos lo mejor del sabor y de las recompensas que tiene el acercar la naturaleza a nuestra vida, y por supuesto a nuestra dieta.

Otros artículos que pueden interesarte:
Yo me lo cultivo yo me lo como, ten un huerto en casa
Chef, llévame al huerto (restaurantes con huerto propio).

Escribir un comentario


 He leído y acepto la Política de privacidad.

*