Ajo y agua (aunque no lo parezca es un gran consejo)

Aunque parezca otra cosa, si te decimos ajo y agua te estamos dando un consejo que te será de gran utilidad en la cocina. No te pierdas este truco con el que podrás suavizar el fuerte sabor del ajo.
Print Friendly, PDF & Email

Neff
Neff

Cualquier época del año es buena para añadir ajo a nuestros platos, pero con la llegada del buen tiempo es más fácil consumirlo, por ejemplo en salmorejo, gazpacho, ajo blanco, alioli, o como simple aderezo para plancha y parrilla.

Pero a pesar de que el ajo le da un toque especial a nuestras recetas, y que además es muy saludable, tiene un gran inconveniente: el fuerte sabor que deja al comerse.
Así que qué mejor que un truco del Cheff Neff para suavizar el sabor del ajo y poder usarlo en esta temporada de verano.

 

Si quieres evitar el regusto intenso a ajo solo tienes que escaldar los ajos pelados tres veces seguidas.

  • Añade agua fría y los ajos pelados en un cacillo; cúbrelo y colócalo en la placa de inducción al 8 de potencia.
  • Cuando hierva, escurre el agua sobre un colador, vuelve a llenarlo de agua fría y repite el proceso, así un total de tres veces.

Lo que conseguiremos es reducir la esencia del ajo, que se irá perdiendo tras las cocciones, y eliminaremos el picor natural del ajo.

Y para que pongas en práctica el consejo de Diego Ferrer, te proponemos dos fantásticas recetas que ya os contamos en su día.

¡Que aproveche!

Relacionados

Escribir un comentario


 He leído y acepto la Política de privacidad.

*