Alimentos de temporada para un invierno más saludable

Echa un vistazo a estos cinco alimentos de temporada invernal que harán que tus platos se llenen de color, tu paladar de sabor y tu cuerpo de defensas.
Print Friendly, PDF & Email
nevera NEFF

En cada estación del año, la naturaleza nos ofrece unos productos que, curiosamente, son los que demanda nuestro cuerpo. En invierno necesitamos alimentos que nos llenen de calor y nos ayuden a generar la energía suficiente para afrontar el frío.

Descubre los usos de las algas en la cocina, enriquece tus platos con frutos secos y no dejes de comer verduras, pescados y legumbres este invierno. Cuídate y refuerza tu organismo con recetas reconstituyentes que aporten a tu cuerpo los nutrientes y vitaminas necesarios para tener energía.

Echa un vistazo a estos cinco alimentos de temporada invernal que harán que tus platos se llenen de color, tu paladar de sabor y tu cuerpo de defensas.

1.- VERDURAS, LA BASE DE LA ALIMENTACIÓN SANA.

Su gran aporte de vitaminas y minerales son la mejor opción para elaborar platos llenos de nutrientes. En previsión de los excesos de la época navideña, tomar ensaladas es una buena opción para que nuestro cuerpo se desintoxique. Hierve verduras y mézclalas con otros vegetales crudos para elaborar una ensalada templada, así evitarás que esté totalmente fría y tu cuerpo te lo agradecerá. Las verduras de esta temporada son: espinacas, lechuga, remolacha y zanahoria, entre otras. Y la variedad de ensaladas templadas es muy amplia: elige los vegetales que más te gusten y combínalos con queso hecho a la plancha, con cebolla caramelizada hecha a fuego lento, con trocitos de pollo, con setas… Un sabroso universo se abrirá ante ti.

2.- FRUTOS SECOS, SACIAN Y APORTAN MUCHA ENERGÍA.

Son perfectos para enriquecer los platos preparados a base de verduras, aportan una gran dosis de energía gracias a la cantidad de hidratos de carbono de absorción lenta que contienen. Además, son muy saciantes y proporcionan vitaminas, minerales y una cantidad calórica que ayudan a combatir las bajas temperaturas. Los cereales integrales también cumplen las mismas funciones que los frutos secos; elige quinoa, avena, mijo… y dale un toque diferente a tus platos. La quinoa es una semilla que contiene más proteínas y grasas que la mayoría de los cereales, es rica en ácidos omega 3 y 6. Utiliza el horno para preparar una pizza con base de quinoa, cúbrela con salsa de tomate, queso y añade las verduras de estación que prefieras.

3.- LEGUMBRES, EL SUPERALIMENTO DEL INVIERNO.

Llegar a casa, envolverte en una manta y comerte un buen plato caliente de legumbres es el plan ideal para los meses de frío. Las legumbres aportan proteínas, mucha fibra y energía. Si las combinas con verduras podrás disfrutar de un plato muy nutritivo. Los platos de cuchara son siempre muy apetecibles en invierno, con los estofados de legumbres conseguirás generar el calor que tu cuerpo necesita. Una receta con la que triunfarás seguro es el “potaje de vigilia”, elaborado con legumbres, verduras y bacalao (los ingredientes típicos que siempre había en las despensas de las casas españolas). Este plato se hacía tradicionalmente los viernes de cuaresma, días en los que no se podía comer carne según el cristianismo. Redescubre este plato y disfruta de su calor y energía.

4.- PESCADOS, UNA FUENTE DE PROTEÍNAS.

El consumo de pescado debe hacerse durante todo el año, aprovecha la época invernal para elaborar ricos platos con los pescados de temporada, ya que tienen una calidad superior y el precio es más bajo que en otra época del año. Durante estos meses el frío también afecta a los mares, algunos peces desaparecen, pero otros serán la estrella de nuestros platos: mero, rape, gallo, bacalao, urta y pargo son los mejores productos en esta temporada. Y con nuestros hornos de vapor NEFF prepara platos jugosos, suculentos y llenos de nutrientes como esta receta: urta al horno. La urta, pescado de carne blanca, suele pescarse en la costa gaditana y en las Islas Canarias, habita en las zonas rocosas y se alimenta de pequeños moluscos y crustáceos. Prepara urta al horno con verduras a la juliana y patatas panaderas y añade unas gotas de brandy para darle un toque diferente y muy sabroso.

Espirulina

5.- ALGAS, APORTE EXTRA DE MINERALES.

Las algas son unos vegetales que tienen un bajo contenido calórico y muchos minerales y vitaminas que fortalecen nuestro organismo. Se pueden incluir en la cocina de diferentes maneras: galletas, ensaladas, guisos, caldos, salsas, batidos, salteados, etc.  Enriquece tus platos y afronta el frío de estos meses introduciendo algas en la cocción de las legumbres como, por ejemplo, el alga kombu, rica en fibra, proteínas y con poder antioxidante. También se puede utilizar esta alga en polvo para sopas y batidos verdes, o hacerla a modo de patatas fritas en la sartén con abundante aceite. Otra de las algas imprescindibles en invierno que tiene diferentes usos en la cocina es la espirulina, un alga desecada rica en nutrientes y proteínas. Con ella podrás elaborar tartas, empanadas y hacer ricos salteados mezclándola con otras verduras y carnes.

Elegir productos locales y de temporada es un acierto porque son alimentos más nutritivos, están más ricos, son más económicos y más sostenibles. En invierno, estos alimentos nos permiten elaborar platos de mil maneras diferentes con muchas vitaminas, sabor y color. Una forma perfecta para llevar una dieta sana y equilibrada.

 

¿Conocías los usos de las algas en la cocina? Cuéntanoslo y recuerda que para no perder detalle puedes suscribirte.

Relacionados

Escribir un comentario


 He leído y acepto la Política de privacidad.

*