La cocina que se convirtió en salón

La nueva tendencia es que salón-comedor y cocina compartan un gran espacio social en la vivienda. Descubre las claves para una integración perfecta.
Print Friendly, PDF & Email

Las cocinas se han convertido en el centro de la casa y, cada vez es más frecuente encontrar viviendas en las cuales salón-comedor y cocina comparten un gran espacio social.

Esta tendencia hace que las nuevas cocinas se alejen de la tradicional visión que hasta ahora hemos tenido de esta estancia de la casa para pasar a ser auténticos salones, con muebles de diseño depurado y acabados espectaculares que elevan la belleza del ambiente a su máximo exponente.

Look sobrio y elegante

La combinación de materiales y acabados tradicionalmente reservada a otras estancias de la casa, como madera y negro, unido a la ausencia de materiales, hace que la estética de la cocina se asemeje más a un salón moderno que a un lugar de trabajo.

La idea de alternar acabados diferentes en los armarios superiores e inferiores es perfecta para conseguir una decoración dinámica y visualmente más rica que en las propuestas monocromáticas. Además, la tendencia cada vez más frecuente de prolongar la encimera en el frente de cocción permite prescindir de azulejos y revestimientos más tradicionales a favor de piedras naturales o sinterizadas.

Un gran comedor

Contar con una gran mesa de comedor en la que reunir a los tuyos también te ayudará a dar a tu cocina ese punto social. Igual que un suelo de madera o muebles y lámparas de techo que encajarían en la perfección en el salón de tu casa.

En las cocinas amplias se puede prescindir incluso de muebles altos, lo cual también contribuye a que su estética se asemeje más a la de un salón.

Foto: Pinterest

Muebles de cocina con patas

Como si se tratase de un mueble aparador, este diseño con patas acoge el fregadero y la zona de cocción. Las paredes decoradas con molduras, las esculturas y la lámpara de diseño potencian el aire moderno y sofisticado de esta cocina.