Cocinas de estilo industrial: 5 claves para recrearlas

Recuperar muebles y complementos de otras décadas es una de las tendencias que arrasa en el diseño de la cocina. Una moda que ha puesto en auge el gusto por la estética industrial... ¿Quieres conocer las 5 claves para recrear este estilo?
Print Friendly, PDF & Email

Las cocinas de estilo industrial es una de las tendencias que arrasa en el diseño de cualquier estancia de la casa, incluida la cocina. Una moda que, además de favorecer la mezcla de estilos, ha puesto en auge el gusto por la estética industrial, especialmente a la hora de recrear interiores con un look moderno y urbanita.

Esta apuesta por el estilo industrial tiene un sinfín de posibilidades, desde integrar diseños del pasado en estilismos actuales para poner un ligero toque vintage, hasta crear decoraciones cien por cien industriales, modernas y vanguardistas, que evoquen a las cocinas profesionales. Es decir, es una estética que no tiene por qué limitarse a interiores retro. ¿Quieres conocer las 5 claves para recrear este estilo? ¡Continúa leyendo!

1. Muros de ladrillo visto

El ladrillo visto en interiores encaja con cualquier propuesta decorativa; va genial para este tipo de cocinas modernas, e ideal tanto en cocinas grandes como en cocinas pequeñas. Para conseguir cocinas de estilo industrial, lo ideal sería combinar el ladrillo con superficies en acero, bien en electrodomésticos, muebles o encimera, y piezas de estilo retro, como unas lámparas de techo, unos taburetes o un carrito auxiliar. La madera es siempre un complemento perfecto con el que potenciar el efecto cálido del ladrillo visto.

Además de poder encontrar una gran variedad de ladrillos que suelen aparecer en las reformas de viviendas antiguas, existen revestimientos cerámicos y paneles de poliuretano con los que conseguirás una decoración de estilo industrial.

2. Vigas de metal

Existen elementos constructivos originales que otorgan a los interiores un encanto muy especial. En ocasiones, podemos aprovechar estos elementos, como el de las vigas vistas de madera, para hacerlos formar parte de la decoración.

Una opción perfecta para cocinas rústicas son las vigas de hierro o acero cortén, otra de las señas de identidad de este diseño. La viga vista funciona como un detalle más, aunque también se puede aprovechar para delimitar visualmente espacios en las casas de estilo industrial en las cuales la cocina está abierta al salón.

trigo

3. Colores oscuros

Tonos negros y grises –dos gamas cromáticas que arrasan en el diseño de cocinas– son los más indicados para decorar las cocinas de estilo industrial. Para potenciar este diseño, lo ideal es jugar con estos tonos en muebles, revestimientos y aligerarlo con superficies de madera clara. Las tuberías vistas de acero y muebles de estilo industrial reforzarán esta estética. Además, es el estilo ideal para que aproveches la ocasión de incorporar pizarras, que le darán un toque único y práctico a la cocina.

Otra opción es buscar electrodomésticos que encajen bien en la atmósfera de colores oscuros y entorno, en este caso, la campana vertical decorativa NEFF te permite plasmar en ella todas las ideas y recuerdos que te vengan a la cabeza, para crear ambientes distendidos, informales y perfecta para el tipo de estilo que estamos hablando.

4. Microcemento y hormigón

El aspecto sobrio y tosco de estos dos materiales dota a cualquier estancia de un atractivo toque de modernidad y vanguardia. El microcemento es un revestimiento continuo que se utiliza tanto en paredes y suelos como en muebles. Combinado con hormigón en muros y techo, así como con lámparas de techo de acero, se logran cocinas con un atractivo y moderno estilo industrial.

Una propuesta decorativa perfecta para amantes de los interiores urbanos, ya sea con un punto retro o una apuesta vanguardista.

5. Un toque fresh

Para compensar el aire frío que trasmiten materiales propios de las cocinas de estilo industrial, una opción es añadir detalles vegetales en la decoración. Una idea que, además, es otra de las tendencias que van cobrando fuerza en el diseño de cocinas. Contar con plantas aromáticas cerca nunca está de más, puesto que no solo sirven como elemento decorativo, también ofrecen un perfume aromático muy agradable. Además, en el caso de ser aromáticas como laurel, tomillo, lavanda… siempre podremos hacer uso de ellas cuando estemos en pleno proceso creativo de nuestros platos.

Con estas claves, ya podrías poner en práctica este estilo, y lanzarte a crear diseños que te recordarán a las casas de Nueva York de los años 50. Si lo haces te animamos a compartir tu experiencia con nosotros, y sobre todo a disfrutarla con los tuyos.

Para ello recuerda que desde NEFF siempre te recomendamos contactar con los estudios de cocina cercanos a ti, los cuales podrán asesorarte y ayudarte con la elección. Suscríbete para seguir recibiendo contenido interesante sobre decoración y gastronomía.

Relacionados

Escribir un comentario


 He leído y acepto la Política de privacidad.

*