Cocinas eclécticas, estilos diferentes que combinan entre sí

Decorar un ambiente con muebles de épocas y estilos diferentes está de moda. Una de las razones de su éxito es, sin duda, que con la mezcla se consiguen interiores visualmente más ricos que cuando se opta por una uniformidad. Además, al combinar estilos se logran ambientes con carácter. Esta tendencia llega al mundo de las cocinas, donde cada vez es más frecuente encontrar estancias en las que se apuesta por la diversidad de estilos, colores o materiales: cocinas eclécticas que se distinguen por su diseño único y personal, que se alejan de las decoraciones tradicionales que vemos en revistas, webs o catálogos. ¿Te atreves con la mezcla?
idPost19242
Cocinas eclécticas

Decorar un ambiente con muebles de épocas y estilos diferentes está de moda. Una de las razones de su éxito es, sin duda, que con la mezcla se consiguen interiores visualmente más ricos que cuando se opta por una uniformidad. Además, al combinar estilos se logran ambientes con carácter. Esta tendencia llega al mundo de las cocinas, donde cada vez es más frecuente encontrar estancias en las que se apuesta por la diversidad de estilos, colores o materiales: cocinas eclécticas que se distinguen por su diseño único y personal, que se alejan de las decoraciones tradicionales que vemos en revistas, webs o catálogos…  ¿Te atreves con la mezcla?

A la hora de mezclar estilos diferentes hay una serie de reglas básicas a cumplir para lograr una decoración equilibrada, armónica y, sobre todo, nada recargada.

La primera, no mezclar más de tres estilos diferentes. Las cocinas eclécticas son el escenario perfecto para aprovechar esas piezas que en un ambiente moderno no utilizaríamos. El menaje o las vajillas de nuestros abuelos o padres se convertirán en los elementos decorativos ideales para darle un punto vintage a una cocina de estilo contemporáneo, o como se aprecia en la imagen que acompaña a estas líneas, un kilim en colores vistosos romperá el aire tradicional de una cocina rústica.

La mezcla de estilos también es un recurso perfecto para modernizar una cocina rústica o tradicional. Así, en una cocina con paredes de ladrillo visto o baldosas hidráulicas y un fregadero sobre mueble, los armarios contemporáneos pondrán el punto actual a la decoración. El resultado será una decoración con un renovado aire clásico, muy atractivo.

Delimitar ambientes que comparten el mismo espacio es otro de los atractivos de la mezcla de estilos, especialmente en estancias en las que la falta de espacio no es un problema. Decorar el comedor con muebles de un estilo o acabado diferente al del mobiliario de la cocina propiamente dicha es la mejor solución para diferenciar estas dos zonas.

Cuando los muebles son de estilo rústico o tradicional y se busca un look moderno, nada más sencillo que jugar con los revestimientos. Ya sea pintura plástica (o esmalte al agua, resistente a las manchas y fácil de limpiar), microcemento o una encimera de porcelánico que se prolongue en el frente de trabajo, lo ideal es escoger un color que contraste con el del mobiliario.

Dosificar es otra regla de oro para acertar con la mezcla. Lo ideal es que haya un estilo principal y otro secundario, es decir, que uno domine. Una idea es decorar con muebles y electrodomésticos de línea contemporánea y escoger algunas piezas rústicas o clásicas. Además, si estas últimas son elementos decorativos (menaje, tiradores, lámparas o complementos), resultará muy fácil y económico darle un aire nuevo a la estancia: bastará con sustituir esos elementos por detalles del mismo estilo que los muebles.

Así que, ¿por qué conformarse con un estilo si puedes diseñar una cocina ecléctica?

Los elementos a combinar son muchos, por eso cuando se quiere renovar una cocina sin obras, lo más sencillo es cambiar los electrodomésticos y añadir complementos de un estilo diferente al de los muebles y revestimientos.

En cambio, cuando el cambio de imagen se va a conseguir a través de una reforma es importante tener claro el estilo que se desea tanto para el mobiliario como para suelos, paredes y encimera, pues son elementos que no se cambian a menudo. ¡Atrévete a mezclar y no te olvides de compartirlo con nosotros!

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestGoogle+Email to someone

Relacionados

Escribir un comentario


*