Cocinas con muebles de madera

Los muebles de madera son, junto a los acabados en blanco, la opción más demandada a la hora de decorar la cocina. Te contamos cómo combinarlos.
Print Friendly, PDF & Email

Los muebles de madera son, junto a los acabados en blanco, la opción más demandada a la hora de decorar la cocina. Las razones son varias: desde que encajan con todo tipo de estilos hasta que nunca pasan de moda, es decir, es difícil cansarse de este tipo de propuestas decorativas.

Incluso una tendencia cada vez más frecuente es combinar el color blanco y la madera, pues la madera quita frialdad al blanco y éste aligera la madera. En definitiva, una combinación perfecta.

Madera maciza o chapada y laminados

Existen dos tipos de puertas de madera: macizas, muy duraderas y resistentes; y rechapadas, que son puertas de aglomerado recubiertas de una fina chapa de madera. Ambas vienen tratadas con barnices especiales para aumentar su dureza y resistencia tanto a la humedad como a los golpes y arañazos. Las maderas más usadas en la fabricación de muebles de cocina son arce, abedul, haya, roble, aliso, pícea, cerezo y nogal.

Una alternativa más económica son las puertas laminadas o estratificadas, que van recubiertas con una lámina estratificada o de alta presión que imita el acabado de la madera. Las principales ventajas que ofrecen es la durabilidad de los tonos, ya que no se alteran con el paso del tiempo, gran resistencia al rayado, al impacto y al calor y su excelente impermeabilidad.
Es el material de mejor y fácil mantenimiento y limpieza, y probablemente el de mayor durabilidad.