Cocinas pequeñas con comedor, elige la opción que mejor te encaje

En cualquier cocina, por pequeña que sea, es posible montar una zona de comedor. Solo es cuestión de adaptar la planta y dimensiones de la estancia a los muebles y soluciones que mejor encajen, desde baldas adosadas a la pared hasta mesa abatibles. Posibilidades hay, y si no, fíjate en los ejemplos que te proponemos a continuación. ¡Sigue leyendo!
Print Friendly, PDF & Email

En cualquier cocina, por pequeña que sea, es posible montar una zona de comedor. Solo es cuestión de adaptar la planta y dimensiones de la estancia a los muebles y soluciones que mejor encajen, desde baldas adosadas a la pared hasta mesa abatibles. Posibilidades hay, y si no, fíjate en los ejemplos que te proponemos a continuación. ¡Sigue leyendo!

BALDAS O CARROS EXTRAÍBLES

Los fabricantes de mobiliario han agudizado su ingenio y, como solución a las cocinas-mini, nos proponen accesorios que, cuando no se necesitan, se guardan en un pequeño hueco entre la encimera y los muebles bajos para mantener la cocina despejada. En el momento de desayunar o cenar, basta con sacarlo e improvisar un práctico rincón de comidas. Lo suyo es acompañar esta pequeña mesa con un par de taburetes apilables o plegables que, de igual manera, puedas colocar en cualquier sitio.  Por cierto, con este tipo de soluciones ganarás también una superficie de apoyo o de trabajo extra.

BAJO LA VENTANA

 Estudia la distribución del mobiliario. Seguro que tienes una pared (en el mejor de los casos) o un pequeño tramo libre de muebles. Aprovéchalo con una mesa de comedor, si tienes espacio suficiente, o con una pequeña encimera adosada a la pared. En este último caso, recuerda que la balda que coloques debe medir, al menos, 50-60 cm de largo y 25-30 cm de fondo.

 

ADOSADO A LA PARED

 La mejor ubicación de un comedor en una cocina-mini es, sin duda, pegado a la pared. Ya se trate de una mesa o de una barra, es fundamental colocarlo donde no obstaculice el paso. Ten en cuenta que, para que la estancia sea cómoda, entre la mesa de comedor y los muebles que queden enfrente, debe quedar una zona de paso libre de, al menos, 80 cm.

MESAS EXTENSIBLES O ABATIBLES

Otra de las claves en la decoración de comedores pequeños es dar con mesas extensibles o abatibles. Son muy prácticas las mesas con ruedas y alas abatibles que, cuando no se necesitan, ocupan muy poco espacio y, por tanto, se pueden colocar en cualquier sitio. Además, en función de las necesidades, se puede abrir un ala o las dos.

Según el espacio disponible, en algunos casos también es posible colocar una mesa redonda, ya que este tipo de diseños favorecen la circulación a su alrededor.

También encontrarás muebles funcionales con los que optimizar el espacio. Así, existen diseños altos, a modo de consolas, que miden menos de 60 cm de fondo, pero que incluyen cajones que multiplican el espacio de almacenaje, y con una altura perfecta para utilizarlos a modo de barra de desayunos.

SILLAS APILABLES

 Al igual que hay que cuidar que las mesas no obstaculicen el paso, dar con unas sillas apilables o que, cuando no se vayan a usar, se puedan colocar debajo del sobre, será de gran ayuda a la hora de mantener la estancia despejada, además de cómoda y funcional.

Como ves, opciones hay muchas. Estudia y valora la que mejor vaya con tu cocina.

¿Con cuál te quedas? Cuéntanos cuál es tu estilo de cocina con comedor favorito y no olvides suscribirte para seguir recibiendo consejos e ideas sobre diseño y decoración de cocinas.

Escribir un comentario


 He leído y acepto la Política de privacidad.

*