COCINAS RÚSTICAS, TODAS LAS CLAVES PARA RECREAR ESTE ESTILO

Las decoraciones de estilo rústico tienen un encanto especial, pues transmiten una sensación de tradición y calidez difícil de superar por las propuestas más modernas y vanguardistas; consiguen que nos invada una sensación gustosa y acogedora que nos hace sentir especialmente bien.

Las cocinas campestres recrean esa estética que nos acerca al ambiente rural, que traslada el estilo de las casas de campo o de pueblo a las ciudades. Pero ¿cuáles son las claves para lograr esa atmósfera tan especial?
Print Friendly, PDF & Email

Las decoraciones de estilo rústico tienen un encanto especial, pues transmiten una sensación de tradición y calidez difícil de superar por las propuestas más modernas y vanguardistas; consiguen que nos invada una sensación gustosa y acogedora que nos hace sentir especialmente bien.

Las cocinas rústicas recrean esa estética que nos acerca al ambiente rural, que traslada el estilo de las casas de campo o de pueblo a las ciudades. Pero ¿cuáles son las claves para lograr esa atmósfera tan especial?

trigo
cocinas campestres

MATERIALES NATURALES

Madera y piedra son protagonistas en las cocinas campestres, no sólo en la decoración, sino también en la propia arquitectura: muros de mampostería, suelos de barro cocido y techos de viguería vista son los elementos constructivos ideales en una cocina campestre. Sin embargo, aunque éstas siguen siendo las bases de una construcción rústica, existen nuevos materiales que nos ayudarán a recrear esta estética. Así, el cemento pulido o microcemento es una alternativa a los pavimentos de barro cocido y las vigas de poliuretano en el techo simularán un forjado de madera.

ACABADOS RÚSTICOS Y ARTESANALES

Paredes enfoscadas, bóvedas de piedra o ladrillo, suelos de barro cocido o de gres rústico, baldosas hidráulicas, azulejos cerámicos esmaltados o sin esmaltar… Sean cuales fueran los pavimentos y revestimientos elegidos, en las decoraciones campestres triunfan los acabados irregulares característicos de los productos artesanales. Lo importante es que contribuyan a dar calidez al ambiente.

MUEBLES Y ENCIMERA DE MADERA

Ya sea de tonos claros o más oscuros, con muebles de madera, la cocina ganará calidez y ese aire rústico que da carácter a las casas de campo. Para compensar el peso visual de los acabados oscuros, una buena idea es combinar armarios lacados en blanco con una encimera de madera oscura. Así se hizo en esta cocina, donde además se colocó una mesa de comedor rústica de madera sin tratar.

Las encimeras de madera encajan con cualquier propuesta decorativa, pero son sin duda, la opción perfecta para cocinas de estilo rústico. Son resistentes, duraderas y de gran belleza.

 

PUERTAS CON CUARTERONES Y VITRINAS

Los muebles con puertas de cuarterones son ideales para cocinas campestres. Cuando se opta por diseños en tonos oscuros, conviene sustituir los armarios superiores por vitrinas para aligerar un poco tanta madera. Los frentes de celosía y los de malla de gallinero también encajan en este tipo de decoraciones. Otra práctica que se ha recuperado de las cocinas de antaño es cerrar los muebles de obra con cortinas. En este caso, basta con fijar una barra de lado a lado, bajo la encimera, y colgar unas caídas cortas que lleguen hasta el suelo.

 

FREGADERO SOBRE MUEBLE

En las cocinas campestres no puede faltar el clásico fregadero de cerámica o sobre mueble. Estos fregaderos necesitan un armario especial para ser instalados, pues lo habitual es que muestren la parte frontal a la altura de la primera línea de cajones. Los diseños tradicionales son de loza porcelánica, un material resistente, que soporta bien el uso diario, y en acabado blanco brillo, que resalta aún más cuando se acompaña de muebles de madera.

PLANTAS Y HIERBAS AROMÁTICAS

Para acentuar el aire campestre de la decoración, nada mejor que el toque natural que dan las plantas. Una buena idea es colocar macetitas con las hierbas aromáticas que más se utilizan a la hora de cocinar (laurel, albahaca, tomillo, perejil, romero, menta…). Lo ideal es reservarlas un rincón cerca de una ventana para que tengan luz suficiente.

COMPLEMENTOS TRADICIONALES Y TEXTILES A CUADROS

Los accesorios son muy importantes para conseguir dar ese aire rústico a la cocina: cuencos y cestos de porcelana, vajillas artesanales, tablas de madera, piezas de loza esmaltada…

Los textiles son otro de los elementos que definen el estilo de un ambiente. En las cocinas campestres se imponen las fibras naturales como el algodón y el lino. Y en cuanto a la gama cromática, triunfan los crudos y blancos y, cómo no, los verdes y los colores de la tierra: ocres, marrones, piedras, etc. Estampados a rayas, cuadros y flores completarán la decoración rústica.

 

DETALLES EN FIBRAS VEGETALES

No hay duda de que la madera es el material estrella en este tipo de cocinas, pero no el único: los complementos en fibras vegetales (roten, rafia, bambú…), naturales y sencillos, encajan perfectamente en la decoración de ambientes rústicos.

lavavajillas integrable neff

Relacionados

Escribir un comentario


 He leído y acepto la Política de privacidad.

*