CÓMO COLOCAR LOS ALIMENTOS EN LA NEVERA

A la hora de colocar los alimentos en la nevera hay que tener muy presentes las necesidades de cada uno de ellos. Algunos requieren temperaturas más bajas que otros y por eso, elegir el espacio que le corresponde a cada uno será imprescindible para que conserven todas sus propiedades -sabor, color, vitaminas y aspecto apetitoso- durante más tiempo. Por eso, el interior del frigorífico se divide en zonas con diferentes temperaturas.
idPost16366
Frigoríficos de última generación

A la hora de colocar los alimentos en la nevera hay que tener muy presentes las necesidades de cada uno de ellos. Algunos requieren temperaturas más bajas que otros y por eso, elegir el espacio que le corresponde a cada uno será imprescindible para que conserven todas sus propiedades –­sabor, color, vitaminas y aspecto apetitoso– durante más tiempo. Por eso, el interior del frigorífico se divide en zonas con diferentes temperaturas.

cubitos

Organizar la nevera

 A la hora de guardar los alimentos en el frigorífico, conviene colocar los alimentos que llevan más tiempo delante y los recién comprados, detrás. De este modo, se consumirán primero los que están próximos a caducar.

El interior de un frigorífico se divide en zonas con distintos grados. La parta baja, justo encima del cajón de las verduras, es la más fría y lo ideal es reservarla para guardar los alimentos más perecederos, como el pescado fresco y la carne, alimentos que necesitan temperaturas más bajas de refrigeración. Además, conviene guardarlos en recipientes herméticos o, por el contrario, cubiertos con papel film para que se conserven mejor.

Los cajones inferiores deben destinarse a verduras, hortalizas y frutas frescas que podrían estropearse a temperaturas más bajas. En los modelos NEFF con tecnología FreshSafe es posible ajustar la humedad en función del contenido del cajón para preservar la frescura de estos alimentos por más tiempo, teniendo en cuenta que las frutas necesitan menos humedad y las verduras más. Además, para una mayor comodidad, en algunos modelos este cajón está dotado de guías extraíbles que facilitan la apertura.

La temperatura de la zona media suele ser de unos 4 0C a 5 0C. Aquí deben colocarse los alimentos que requieren menos frío, como lácteos, embutidos y todos aquellos productos en que se especifique “Una vez abierto, consérvese en frío ” .

La puerta es la parte menos fría de la nevera. Por eso, es aconsejable colocar aquellos productos que no necesitan temperaturas demasiado bajas. Por ejemplo, la mantequilla o margarina, las salsas (tomate, mahonesa, mostaza, etc.) o algunas conservas de larga duración como las mermeladas. Las bebidas como refrescos o zumos también irán en la puerta de la nevera, e incluso la leche, que si la mantenemos bien cerrada se conservará adecuadamente en este espacio.

Los huevos forman parte de este grupo de alimentos que deben colocarse en la puerta de la nevera, preferiblemente en el compartimento que suele estar preparado para ello. De esta forma, quedaran aislados del resto de alimentos, pues absorben con facilidad los olores.

También hay alimentos que, por extraño que parezca, no necesitan el frio de la nevera para su conservación. Tomates, patatas, algunas frutas tropicales, verduras como los pimientos, el calabacín o la berenjena, cebollas, ajos y chocolate son algunos de estos productos.

Controlar la humedad

Cada alimento tiene unas propiedades distintas, por lo que necesita diferentes tecnologías de conservación para que dure más tiempo. Así por ejemplo, la fruta y la verdura se mantiene fresca más días si la colocamos en algún cajón del frigorífico donde podamos regular la humedad hasta 95%. Por el contrario, productos como la mantequilla, el queso o el chocolate se conservan mejor con un bajo grado de humedad.

Los modelos de NEFF que cuentan con tecnología FreshSafe 3 permiten conservar los alimentos hasta el triple de tiempo con todas sus propiedades: sabor, color, vitaminas y aspecto apetitoso. Para ello, la tecnología FreshSafe mantiene los alimentos exactamente a 0 ºC (temperatura a la cual se inhibe el crecimiento bacteriológico) y a un nivel de humedad controlado que se adapta a lo que requiere cada alimento, teniendo una zona húmeda para frutas, verduras y hortalizas, y una zona seca para carnes, pescados y lácteos. Por ejemplo, los alimentos como carnes o pescados, se conservan mejor a una humedad en torno a un 50%, sin embargo, las frutas, verduras y hortalizas necesitan una humedad mayor, en torno al 95%.

Mira la diferencia entre conservar o no una lechuga a una temperatura y humedad adecuadas.

Consejos a tener en cuenta…

Además de una correcta distribución de los alimentos, conviene no poner demasiada comida en el frigorífico. Si se llena demasiado, es posible que no haya espacio entre los alimentos, el aire no podrá circular y la distribución de la temperatura se verá afectada.

La función Súper de los frigoríficos NEFF está especialmente pensada para aquellas veces en las que se introducen en el frigorífico gran cantidad de alimentos a la vez y previene el aumento de temperatura. Una vez que éstos se han enfriado, la temperatura se normaliza, volviendo a los grados originalmente seleccionados. La función Súper del congelador es perfecta para congelar alimentos frescos, ya que reduce drásticamente la temperatura para un congelado más rápido.

En verano, la temperatura del frigorífico se debe regular a menos grados que en invierno. Con el sistema de frío inteligente VitaControl de NEFF, diferentes sensores se encargan de mantener una temperatura constante en frigorífico y congelador, independientemente de la temperatura exterior, lo que garantiza un ambiente adecuado para la conservación. Los alimentos permanecen frescos y aromáticos más tiempo, con una consistencia óptima.

También es recomendable limpiar la nevera mínimo una vez al mes, con una mezcla de agua, limón y vinagre para quitar los malos olores.

Los frigoríficos que carecen del sistema No Frost deben descongelarse periódicamente para evitar que el exceso de hielo, que no implica una temperatura más baja, dañe los alimentos. NEFF cuenta con modelos que combinan la tecnología No Frost con el MultiAirFlow, que cuenta con unas salidas de aire estratégicamente situadas a través de las cuales entra el aire frío en mayor o menor medida en función de la temperatura seleccionada, la cantidad de alimentos, las veces que se abre la puerta e incluso las condiciones exteriores. La suma de estas dos tecnologías hace que la temperatura seleccionada para cada compartimento se mantenga estable.

Con estos consejos, tus alimentos ya se conservarán en óptimo estado y tu nevera estará siempre ordenada.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestGoogle+Email to someone

Relacionados

2 comentarios

como utilizar la piedra eh horno?la compre y no hay instrucciones, si se pone sobre rejilla ,bandeja horno y altura horo

Hola Mercedes, gracias por contactar con nosotros. La piedra se coloca en la parte inferior, para que se caliente con el propio calor del horno. No obstante te hemos enviado al correo electrónico el manual de instrucciones. Esperamos haberte ayudado, estamos a tu disposición. Un saludo, El equipo Neff

Escribir un comentario


*