CÓMO ILUMINAR LA COCINA

iluminar la cocina

Crear un ambiente agradable y práctico en la cocina depende en gran medida de una buena planificación de los puntos de luz. Además de lugar de trabajo, la cocina es la zona de reunión preferida por muchas familias, donde se come y se cena, se charla, se organizan agradables tertulias alrededor de una mesa e, incluso, los más pequeños hacen los deberes. Por eso, es tan importante crear una iluminación acogedora y funcional que llegue a todos los rincones para satisfacer todas las necesidades. De ahí que los expertos recomienden combinar la luz general con otras puntuales para cada actividad, además de evitar dejar zonas en sombras.

ILUMINACIÓN GENERAL

Unas de las mejores opciones para resolver la iluminación general son los focos downlight, de bajo consumo o led, que van empotrados en el techo y aportan una luz uniforme y constante. Lo ideal es colocar uno por cada metro cuadrado, si bien para su instalación requieren un falso techo.

Una alternativa son las luminarias de superficie para techo, diseñadas para ser instaladas en aquellos lugares donde no existe la posibilidad de montar un falso techo o, donde la profundidad del mismo no permite empotrar otros modelos de downlight.

POR ZONAS

Conviene completar la iluminación general con luces puntuales sobre las zonas de trabajo, cocción y fregadero, además de ambientales que aporten calidez. Si se asocia un interruptor a cada zona de la cocina, además de ganar en comodidad, se controlará el gasto energético, ya que se usa sólo la luz que se necesita.

EN LA SUPERFICIE DE TRABAJO

La zona donde se manipulan los alimentos debe contar con una buena iluminación puntual, ya que si solo se tiene la iluminación del techo es muy probable que nosotros mismos provoquemos sombras. Por eso, para iluminar la encimera, lo ideal es situar luz debajo de los muebles superiores, junto con uno de nuestros módulos de integración, que también cuentan con luz led y se integran de manera armoniosa entre los armarios superiores de cualquier cocina.

En estudios de cocina y tiendas especializadas, encontrarás luminarias especialmente diseñadas para este fin. En cuanto al tipo de luz, los expertos en iluminación recomiendan lámparas led con un alto valor CRI (Colour Rendering Index), que permita percibir mejor el color de los alimentos.

CAMPANAS CON LUZ

Las campanas extractoras suelen incorporar lámparas que iluminan directamente la placa de cocción y garantizan una luz adecuada mientas se cocina. En Neff contamos con una amplia gama de campanas extractoras con iluminación mediante LED, que proporcionan una luz clara y un considerable ahorro de energía: hasta un 45% más de luminosidad consumiendo un 85% menos de energía. Además, nuestra función Soft Light realiza un encendido y apagado muy suave de la luz. En algunos modelos, la intensidad de la luz puede regularse.

Si podemos contar con extractores de techo, pueden ser la combinación perfecta de funcionalidad y diseño, favorecen la creación de un espacio abierto y diáfano, una cocina sin obstáculos, y sin límites para el diseñador.

EN LA ZONA DE FREGADERO

La ubicación ideal del fregadero es siempre en la zona más luminosa de la cocina, delante de una ventana. Pero lo cierto es que en muchos casos se instala debajo de algunos muebles. Para estos casos, lo mejor es colocar en la parte inferior de los armarios, tiras de led, regletas de fluorescente o halógenos.

INTERIOR DE ARMARIOS Y CAJONES

 Sin duda, la cocina ganará en funcionalidad si cuenta con luces puntuales que ayuden a localizar a la primera los recipientes y cubiertos que se buscan. Lo más frecuente es instalar focos halógenos encastrados o tiras de luz led que iluminen suavemente las estanterías.

Para iluminar el interior de cajones y gavetas, existen sistemas de iluminación que se encienden y se apagan automáticamente al abrir y cerrar el cajón.

FOSAS PERIMETRALES

 La reforma de la cocina es un momento perfecto para realizar fosas perimetrales que proporcionen una iluminación suave y ayuden a crear un ambiente cálido. La mejor opción para iluminar la fosa son las tiras de leds, pues consumen poco, tienen una larga vida útil y la luz es más agradable.

ISLAS Y PENÍNSULAS

 Además de superficies de trabajo extra y valiosos espacios de almacenaje, islas y penínsulas se aprovechan también para ubicar desde la placa de cocción hasta el fregadero o un comedor de diario. Por eso, su iluminación dependerá del uso que se le vaya a dar.

Cuando se utilizan para acoger la zona de cocción, una campana extractora con luces incorporadas o los decorativos modelos tipo lámparas de techo son las opciones más adecuadas. En el resto de los casos, la iluminación se puede resolver con una o varias lámparas de suspensión con una estética acorde con la decoración de la cocina.

EN EL COMEDOR DE DIARIO

 La mejor solución para crear una atmósfera general agradable e iluminar correctamente la zona de comedor es instalar lámparas de techo que proporcionen una luz directa sobre la mesa, pero también más cálida que en el resto de áreas de la cocina.

Es importante ubicar las lámparas a una altura adecuada para evitar que deslumbren, pero también para que no molesten a los comensales.

Cuando se trata de mesas alargadas o rectangulares, es preferible instalar una línea de dos o tres lámparas pequeñas, que no sobrepase la longitud de la mesa, antes que una grande.

La iluminación juega un papel decisivo en la funcionalidad de la cocina, pero también en su calidez. Por eso es conveniente acudir siempre a profesionales que estudien y diseñen el proyecto de iluminación que mejor se adapte tanto a nuestra cocina como a nuestras necesidades.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestGoogle+Email to someone

Relacionados

Escribir un comentario


*