¿Sabes cómo usar correctamente la sal en tu cocina? Descúbrelo aquí

¿Sabes cómo usar correctamente la sal en tu cocina? En este post descubrirás las claves de cómo y cuándo debes utilizarla.
Print Friendly, PDF & Email
Usar la sal en la cocina

Fina o gruesa, proveniente del mar o de minas subterráneas, la sal aparece en las cocinas de todos los países del mundo, en más de 4000 variedades y colores.
Sin este mineral, nuestras recetas perderían su sabor.

¿Quieres saber cómo y cuándo debes utilizarla? No te pierdas este post.

Sigue leyendo

¡No tengas miedo a condimentar!

La sal es un potenciador natural del sabor. Es lo opuesto a los endulzantes, equilibra los sabores amargos e intensifica (especialmente al combinarse con grasas) el efecto de los sabores naturales.

Cuando sazonamos, la forma de los cristales es de vital importancia ya que determina la densidad. Por esta razón, una cucharada de sal de mesa con cristales diminutos es mucho más salada que la misma medida de sal marina gruesa.

La medida para este producto no es la cucharada, sino el peso. O mejor aún, la medida perfecta para sazonar, es hacerlo al gusto.

Las variedades más finas son las idóneas para salsas, adobos o masas, ya que se disuelven inmediatamente y, de esta forma, se puede comprobar el nivel de sal simplemente al degustar estos productos.

Las escamas de flor de sal, gracias a su superficie más amplia, así como la sal gris, son las adecuadas para condimentar verduras, carne, pescado o pastas dulces porque, al morderlas, se produce una explosión de deliciosos sabores para el paladar.

No nos olvidemos de los ingredientes que aportan salinidad y que también pueden ser necesarios para alguna receta, por ejemplo: alcaparras, olivas, salsa de soja, miso, queso, anchoas, algas o incluso embutidos o carne adobada.

Sazonar

Es muy importante saber también, cuándo realizar el proceso de salado. De esta manera, las ensaladas de col, por ejemplo, deben sazonarse previamente para que la sal ablande la estructura dura propia de este vegetal. Por el contrario, las hojas de ensalada más delicadas no deben aliñarse hasta justo antes de servir para que no se mustien.

La relación entre la sal y el momento en el que se incorpora a los alimentos es decisiva, especialmente en caso de la carne cruda: cuando se frota la superficie con sal, los jugos salen al exterior. Por esta razón, la mejor forma de salar un buen filete de carne es justo antes de cocinarlo.

Por otro lado, si sazonamos la carne y la dejamos reposar durante toda la noche permitimos que la sal penetre en los tejidos, dando la oportunidad de que actúe sobre las proteínas y fibras y, por lo tanto, garantizando que el líquido se retenga al cocinarla. Así, algunos cortes de ternera o trozos de pollo grandes se vuelven más tiernos y jugosos.

Y para conseguir un cocinado perfecto de estas piezas de carne grandes, previamente saladas, lo mejor es utilizar el TeppanYaki, ya que, gracias a su alta temperatura sella la carne evitando la fuga de jugos al cocinarla, consiguiendo unos resultados perfectos.

Cómo sazonar la carne

Como ves, la sal es un mineral presente en las cocinas del todo el mundo, y de vital importancia para elaborar nuestras recetas. Tanto, como lo es saber en qué momento debes utilizarla y cuál es el tipo de sal adecuado para cada alimento.

Cuéntanos cuántos tipos de sal hay en tu cocina y para qué los utilizas. Además, si quieres estar al tanto de más noticias sobre gastronomía como ésta, no olvides suscribirte al blog.

2 comentarios

Buenas tardes, me gustaría saber que tipo de aceite recomiendan usar para cocinar en el teppanyaki. Muchas gracias

Hola Carlos, gracias por tu consulta. La verdad que el aceite que más le vaya al tipo de receta que vas a preparar es idóneo. Lo que si debes tener presente es seguir una serie de hábitos a la hora de su limpieza para mantenerlo como el primer día. Te adjunto un vídeo de nuestro canal de Youtube donde puedes ver todo tipo de detalle. Un saludo. Equipo Neff.

Escribir un comentario


 He leído y acepto la Política de privacidad.

*