CONSEJOS PARA LIMPIAR LA CASA A FONDO, PREPÁRALA EN PRIMAVERA

La primavera es el momento idóneo para poner la casa a punto en cuanto a orden y limpieza después del invierno. Es la época en la que preparamos la casa para la luz y la llegada del calor y es la gran oportunidad de sentir que la casa está más viva que nunca. ¿Quieres conocer nuestros consejos para organizar tu limpieza de primavera?
limpieza a fondo en primavera

La primavera es el momento idóneo para poner la casa a punto en cuanto a orden y limpieza después del invierno. Es la época en la que preparamos la casa para la luz y la llegada del calor y es la gran oportunidad de sentir que la casa está más viva que nunca.

¿Quieres conocer nuestros consejos para organizar tu limpieza de primavera?

Cómo hacer la limpieza de primavera

Como te contábamos al principio, para llevar la limpieza de primavera a buen término, es muy importante seguir un orden planificado con antelación, en el que se deben ir realizando las siguientes tareas:

1. Ventilar, el primer paso. Abre todas las ventanas y deja pasar la luz y el calor y cuenta con ellos como aliados para esta puesta a punto. La casa necesita respirar y oxigenarse después del invierno y ésta es la gran oportunidad de concedérselo.

2. Limpiar techos y paredes de todas las dependencias. El modo más fácil de hacerlo es con la ayuda del aspirador, plumero o un cepillo cubierto con un paño. Estos utensilios te permitirán retirar el polvo que se haya formado durante el invierno, atendiendo también a los rincones y a los zócalos.

3. Limpiar las ventanas. La mejor forma de hacerlo es con agua jabonosa y vinagre. Con ella, se repasan marcos y cristales que luego se secarán con bayetas especiales para cristal.

4. Limpiar las lámparas y bombillas. Para ello, observa primero que siempre estén apagadas. Para limpiarlas, basta con pasarles un plumero y después un paño húmedo. Si las lámparas son de cristal (como las de araña) la forma más adecuada de limpiarlas es con unos guantes de algodón humedecidos repasando cristal por cristal.

5. Cambiar los muebles de lugar si reciben el sol directo. Para su limpieza es importante que tengas en cuenta cómo es su acabado (cera, barniz…) de esta forma sabrás qué producto es el más adecuado para limpiarlos, igualmente, recuerda que es necesario también limpiar la parte trasera y de debajo de cada mueble.

6. Limpiar adecuadamente los suelos. Aquí tendrás que observar también el tipo de material del que están hechos. Si son de madera o de mármol, una vez aspirados, se pasará una mopa llegando bien a los rincones y si hay manchas se limpiarán con un paño húmedo muy escurrido. Si los suelos son impermeabilizados, tan sólo se les pasará la fregona.

7. Lavar cortinas, mantas, edredones, cojines y fundas en la lavadora. Para ello, recuerda que NEFF cuenta con lavadoras de última generación que te hace más fácil y eficaz cualquier lavado.

Cómo limpiar en profundidad cada habitación

Una vez que sabemos los pasos que hay que dar en cada estancia de la casa, ¿cómo podemos limpiar cada habitación con sus particularidades?

El dormitorio, donde descansas y encuentras bienestar, puedes ponerlo a punto retirando el colchón para aspirar bien el canapé o el somier y volviéndolo a poner dado la vuelta. Después, lava la funda del colchón y de las almohadas para ponerlos limpios de nuevo. Las mantas, edredones o fundas nórdicas, una vez lavados, guárdalos en bolsas lo más recogidos posible para que ocupen poco espacio. Igualmente, aprovecha para hacer el cambio de armario. Para ello, saca todas las prendas o ropa de hogar, aspira y pasa un paño húmedo por el interior y vuelve a ordenar aquello que quieras almacenar sin olvidar perfumarlos con productos naturales como la lavanda, el enebro o el palo santo.

El salón, el lugar de la casa donde disfrutas de tu casa, socializas y compartes momentos de tu vida, puedes limpiarlo en profundidad aspirando los sofás por todas partes (los bajos, la espalda y los cojines). Si tienen alguna mancha, límpiala con amoniaco disuelto en agua o con espuma seca especial para manchas. Este mismo proceso de limpieza puedes realizarlo con las alfombras, las cortinas y la tapicería.

La cocina también debe estar a punto para cocinar esas recetas primaverales que te harán disfrutar a ti y a tus invitados. Para ello, revisa tu despensa, ya que los alimentos con el calor se estropean con más facilidad y límpiala comenzando por el interior y después el exterior. Y sin olvidarnos de revisar los que tenemos en el fondo de la nevera, aunque ya sabemos que lo mejor es llevar un control sobre los alimentos en nuestro frigorífico, no está de más hacer una revisión, limpieza y mantenimiento a fondo periódica de nuestros electrodomésticos.

El baño debe ser tu spa particular, siempre recogido y agradable para encontrar en él la relajación y bienestar que necesitas. Para limpiarlo, ventila bien y revisa el interior de armarios y productos a medio utilizar. Limpia bien las esquinas, rincones y sanitarios, secándolo con ayuda de un paño.

Aprovecha para vestir la casa de primavera

Una vez que hayas terminado tu limpieza especial de primavera, haz que tu casa reciba esta nueva estación incorporando visillos o cojines de tejidos ligeros, como el lino o el algodón, así como escogiendo para ellos, colores claros y suaves que den sensación de frescor.

Igualmente, renueva las plantas sacándolas de interior a la terraza o jardín y poniendo flores frescas en el recibidor o en el salón. Del mismo modo, si te gusta que tu casa esté perfumada, utiliza humificadores con esencias naturales frescas como el limón o la verbena, darán ese toque primaveral que tanto te gusta ¿Y a ti, qué ideas te inspiran para preparar tu casa para la primavera?

Sigue atento a los próximos artículos de nuestro blog. Puedes suscribirte para recibir las actualizaciones en tu email. Y cuéntanos los trucos o ideas que empleas para cuidar tu casa y tus electrodomésticos, nos encantará conocerlos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestGoogle+Email to someone

Relacionados

Escribir un comentario


*