Conservar correctamente el queso para disfrutar de todo su sabor

Por su versatilidad, falta en pocos hogares. Hablamos del queso, un alimento vivo, lleno de matices que se disfruta en todos los rincones del planeta. Existen 5.000 variedades de queso, aunque son los franceses los que presumen de tener la mejor ‘factoría’; concretamente en un pequeño pueblo de la frontera entre las regiones de Auvernia y Loira. Sí, en España también sabemos disfrutar del queso: consumimos, por persona, 7,78 kilos cada año.

3 millones de microorganismos se encargan de que la leche se convierta en queso. Es por ello que decimos que se trata de un alimento vivo y natural, que puede estar compuesto por un 67% de agua. Para disfrutarlo en plenitud se debe conservar de forma adecuada, solo así permanecerán todos sus matices con el paso de los días. A lo largo del tiempo, los maestros queseros han dejado bien enseñadas las técnicas para que podamos conservar nuestros quesos correctamente.
Print Friendly, PDF & Email
Elaboración de quesos

Por su versatilidad, falta en pocos hogares. Hablamos del queso, un alimento vivo, lleno de matices que se disfruta en todos los rincones del planeta. Existen 5.000 variedades de queso, aunque son los franceses los que presumen de tener la mejor ‘factoría’; concretamente en un pequeño pueblo de la frontera entre las regiones de Auvernia y Loira. Sí, en España también sabemos disfrutar del queso: consumimos, por persona, 7,78 kilos cada año.


3 millones de microorganismos se encargan de que la leche se convierta en queso. Es por ello que decimos que se trata de un alimento vivo y natural, que puede estar compuesto por un 67% de agua. Para disfrutarlo en plenitud se debe conservar de forma adecuada, solo así permanecerán todos sus matices con el paso de los días. A lo largo del tiempo, los maestros queseros han dejado bien enseñadas las técnicas para que podamos conservar nuestros quesos correctamente.

DIFERENTES MÉTODOS DE CONSERVACIÓN

El queso se debe conservar a una temperatura y consumir a otra. Sea cual sea el tipo, y sobre todo si lo hemos descongelado, hay que dejar que el queso se atempere fuera de la nevera sacándolo hasta una hora antes.

  • Los quesos blandos y cremosos como el Camembert, debemos tomarlo a una temperatura de entre 18 y 20 grados.
  • 22-24 grados es la horquilla ideal para disfrutar de los quesos más duros.

SOBRE PAPEL

Conservar el queso en un tupper, en papel de aluminio o film es una alternativa válida. Pero no la mejor. Hacerlo en papel es una de las más óptimas. De hecho, se venden papeles encerados especiales para conservar queso en casa. De todos los métodos que existen, el papel es el que menor cantidad de agua absorbe, por lo que es un sistema especialmente ideal para quesos suaves. Sin embargo, el tiempo de conservación una vez comprado se reduce a tres o cuatro días. En cualquier caso, siempre conservaremos nuestro queso en la parte menos fría de la nevera o en el cajón de frutas y verduras.

SOBRE PAJA

La paja también absorbe el agua, pero no tanto como la madera. Por eso es el sistema más usado para quesos suaves como el de cabra, quesos de Liébana o quesos franceses como el Vacherin D’Areche, Gournoir, and St. Nectarine.

SOBRE MADERA

Madera, paja y papel están compuestos de celulosa, que absorbe el agua. La maduración profesional de quesos curados se realiza sobre madera porque absorbe la mayor cantidad de agua y además es un material que permite al queso oxigenarse. Hasta las queseras más sencillas cuentan con una base de este material para dejarle ‘respirar’ y protegerlo de los agentes externos.

No conservar todos los tipos de queso de igual manera.

Los más pequeños, los quesos poco curados, los quesos de pasta blanda y los quesos bajos en grasa son los que menos tiempo se pueden conservar. Estos tipos de quesos no se deben conservar en frío durante más de 15 o 20 días.

En el caso de las tortas, éstas las debemos consumir lo antes posible y en ningún caso conservarlas más de un mes.

Los quesos de cabra  de tapa prensada se pueden conservar entre 1 y 2 meses, y algo más si son más grandes. Sin embargo, los quesos de oveja de pasta prensada son los que se más tiempo se pueden conservar, incluso meses. Cuanta más dura sea la corteza y más grasa sea la leche se conservará en mejor estado.

Ahora que tienes todas las claves para conservar los quesos seguro que los disfrutarás mucho más.

Relacionados

Escribir un comentario


 He leído y acepto la Política de privacidad.

*