Crujiente de queso con mermelada de tomate

Print Friendly, PDF & Email

Hoy, Diego Ferrer nos propone una receta dedicada a los amantes de los quesos que a buen seguro se convertirá en el plato más codiciado de cualquier comida o picoteo.

Crujiente de quesos

A primera vista, la apariencia de este original snack recuerda a los rollitos que tradicionalmente se comen en Vietnam. Sin embargo, para su relleno, nuestro Cheff Neff no ha tenido que trasladarse tan lejos para encontrar los ingredientes perfectos. Las tres variedades de queso que se emplean en esta receta (Mimolette, Gouda y de cominos) proceden de Holanda, una región donde el queso es casi una religión.

Las obleas de pasta brick que envuelven a esta mezcla de quesos, la convierten en un bocado crujientemente delicioso gracias a la potencia justa que ofrece la placa de Flexinducción de Neff.

Cuando estén dorados como el caramelo, estarán listos para dipear con la deliciosa mermelada de tomate que se sirve como acompañamiento.
¡Delicioso!

FICHA

  • icon_ingredientes

    100 g queso Mimolette, 100 g queso Gouda, 100 g queso de cominos, 1 paquete de 10 hojas de pasta brick, 100 ml de agua, 35 g de harina de trigo, 500 ml de Aceite de oliva 0,4 para freír, Mermelada de tomate.

  • icon_comensales

    Ingredientes para 4 personas.

  • icon_horno

    Flexinducción.

  • icon_horno

    25 minutos.

 

PREPARACIÓN

Abrir el paquete de pasta brick por un lateral, sacar una oblea y tapar el resto para que no se seque.

Cortar en cuatro porciones iguales triangulares.

Cortar el queso en lingotes de 1,5 cm por 9 cm de largo aproximadamente.

Mezclar en un bol el agua con la harina formando una pasta ligera con la que pintar la pasta brick con la ayuda de un pincel.

En la base ancha del triángulo poner el lingote de queso, enrollar sobre sí mismo una vuelta, pintar el resto de superficie con el pincel, doblar sobre los dos extremos laterales y terminar de enrollar hasta la punta del triángulo.

Reservar mientras se seca. Repetir la operación con el resto de quesos.

En una sartén sobre la Flexinducción a potencia 8, dejar que tome temperatura y freír hasta dorar.

Retirar con una espumadera y escurrir sobre papel de cocina.

Acompañar de la mermelada de tomates para dipear.

Relacionados

Escribir un comentario


 He leído y acepto la Política de privacidad.

*