El lugar correcto para conservar tus alimentos en el frigorífico

¿Sabías que no puedes conservar el pan en el frigorífico, ya que perderá su sabor mucho más rápido? Hoy realizamos un tour por nuestro frigorífico para identificar las zonas donde nuestros ingredientes deberían ser almacenados. También descubrirás cuál es la temperatura adecuada para conservar los alimentos.
Print Friendly, PDF & Email

Los frigoríficos de hoy en día disponen de zonas con distintas temperaturas para conservar todos tus alimentos a la perfección. Por eso, hay que conocer el sitio adecuado en el que guardar cada uno de tus ingredientes. ¿Sabes cómo conservar los alimentos en tu nevera? Por ejemplo, el pan no se puede guardar en el frigorífico o perderá su sabor mucho más rápido. Todos tus alimentos tienen el lugar perfecto en tu nevera (o fuera de ella) para que no pierdan sus propiedades nutritivas y se mantengan frescos durante mucho tiempo.

Hoy realizamos un tour por nuestro frigorífico para identificar las zonas donde nuestros ingredientes deberían ser almacenados. También descubrirás cuál es la temperatura adecuada para conservar tus alimentos y lograr unos platos en su punto óptimo.

nevera NEFF

1. EL CONGELADOR

Como ya sabrás, el congelador alcanza temperaturas bajo cero. Por eso, es adecuado para guardar alimentos congelados e incluso frutas y verduras si están preparadas de la forma correcta. En NEFF dispones de soluciones para conservar tus alimentos muy fácilmente, como bandejas plegables, extensibles o regulables en altura. Pero también está en tu mano cuidar de tus alimentos al máximo: además de guardar cada alimento en su sitio adecuado, recuerda tapar correctamente los envases y evita romper la cadena de frío.

2. INTERIOR DEL FRIGORÍFICO

La temperatura del interior del frigorífico se sitúa entre los 2 ºC y los 8 ºC. Estas condiciones son ideales para conservar mermeladas, mostazas y otras salsas, además de la leche y otros productos lácteos. También es el lugar donde deberías guardar los platos que hayas elaborado en días anteriores si quieres que se conserven durante mucho más tiempo.

3. CAJÓN PARA FRUTAS Y VERDURAS

Este cajón tiene una función específica: mantener tus frutas y verduras siempre frescas. Con una temperatura ligeramente superior a los 0 ºC y unos niveles altos de humedad, contribuye a  mantener las vitaminas y el sabor de estos alimentos hasta el triple de tiempo que con un frigorífico convencional. Cada alimento aguanta un tiempo en el frigorífico y tus verduras podrán ser almacenadas durante siete días sin que pierdan sus propiedades.

Evita lavar las frutas y verduras antes de guardarlas, porque la humedad excesiva posibilita la aparición de moho con mayor rapidez. Por último, recuerda que las verduras sensibles al frío, como pepinos, calabacines, judías verdes, y los cítricos o las frutas exóticas no deberían guardarse en el frigorífico si no quieres que pierdan su característico aroma.

4. CAJÓN PARA CARNES, PESCADOS Y QUESOS

Este cajón presenta temperaturas que rondan los 0 ºC y unas condiciones bastante secas, lo que lo convierte en el estado ideal para prevenir la aparición de bacterias. Así se convierte en el lugar idóneo para almacenar fiambres, carne, pescado fresco, marisco y también quesos duros. Gracias al sistema de conservación FreshSafe 3 de NEFF, conservarás tus alimentos frescos hasta en el triple de tiempo y podrás regular la temperatura de forma independiente.

frigorifico de pizarra NEFF

Recuerda que, al igual que el pan, el frigorífico no es un buen lugar para las patatas. Si no se almacenan en un lugar cálido, convierten su almidón en azúcar, lo que las decolora y vuelve más dulces. Con estos consejos, ya sabrás dónde guardar todos tus alimentos para que se conserven durante  mucho más tiempo. Aprovecha todos los cajones de tu frigorífico correctamente y elabora platos estupendos. Cuéntanos qué te ha parecido este post y suscríbete para seguir recibiendo consejos sobre frigoríficos.

Relacionados

Escribir un comentario


 He leído y acepto la Política de privacidad.

*