El roscón de reyes y el haba de la discordia

El roscón de reyes es la parte más importante de una tradición pagana que gustaba tanto que fue muy difícil de eliminar.
Print Friendly, PDF & Email

 

Se acerca la fecha de degustar uno de los bizcochos más esperados que además resulta ser una de las tradiciones más antiguas.

El roscón de reyes es la parte más importante de una tradición pagana que gustaba tanto que fue muy difícil de eliminar. Tanto, que al final fue incorporada a las fiestas cristianas que es como ha llegado hasta nuestros días.

EL ROSCÓN DE REYES Y EL HABA DE LA DISCORDIA

Vamos a hacer un pequeño recorrido sobre la historia de este curioso postre y a explicar su receta paso a paso. Acostumbramos a comprarlo en panaderías y bollerías, pero podemos hacerlo en casa fácilmente con excelentes resultados.

Más de 2000 años de historia.

El roscón de reyes, se remonta a la época de los antiguos romanos y sus fiestas Saturnales. Eran en honor a Saturno y duraban 7 días, entre el 17 y el 23 de diciembre, por el solsticio de invierno y el final de las cosechas.

En dichas fiestas los señores se disfrazaban de esclavos y los esclavos de señores para burlar a Saturno en sus “días malos”.

Para que la estratagema funcionara, uno de los esclavos debía pasar por “rey” durante todo un día. Y para esto entran en juego los niños, el roscón y el haba.

Primero se partía el roscón tantas veces como había de asistentes. Se colocaba un niño debajo de la mesa, que con su mano inocente, iría nombrando a quien recibiría la parte que tocaba repartir, hasta que apareciera el haba.

EL ROSCÓN DE REYES Y EL HABA DE LA DISCORDIA

Foto: La voz libre.

El esclavo al que le tocaba dicha haba, sería rey ese día, y posiblemente sacrificado luego. De ahí que hoy a quien le toca el haba, lo paga.

Después, durante la edad media, el roscón se dividía en tantas partes como había de comensales más una, la del “buen dios”, de “la virgen” o del “pobre”. Había quienes buscaban al niño más pobre para hacerlo rey durante un día, cumpliendo sus deseos y ofreciéndole muchas monedas oro para sacarle definitivamente de la miseria. Esta vez sin sacrificios.

EL ROSCÓN DE REYES Y EL HABA DE LA DISCORDIA

Foto: Gente arte.

Siglos más tarde, el cocinero de un caprichoso rey francés, Louis XV, metería en su roscón un precioso medallón como regalo para su pequeño rey. Al rey le gustó tanto, que a partir de ahí se empezaron a meter monedas en el roscón.

De meter una moneda se pasó a meter una figurita del belén, y de la figurita del belén a cualquier otra cosa, como perros, gatos, runas, y todo tipo de figuras de porcelana. Incluso existe un tipo de coleccionismo que se interesa por ellas.

A día de hoy, hay hasta concursos de roscones de reyes, y se come solo, con nata, con cabello de ángel, con y sin frutas glaseadas, con chocolate, en el desayuno o de postre. Y encontramos en ellos desde habas hasta figuritas, pasando por mini lingotes de oro como en esta pastelería madrileña.

Sea como sea lleve lo que lleve, es un momento en el que la ilusión y la sorpresa se unen para diversión de todos. Vamos a ver cómo se hace para que podamos meter en el roscón aquello que nos apetezca además de practicar en la cocina.

EL ROSCÓN DE REYES Y EL HABA DE LA DISCORDIA

FICHA

  • icon_ingredientes 

    Para la Masa madre:
    70 g de leche, 10 g de levadura prensada, 1 cucharadita de azúcar, 130 g de mantequilla en pomada y 130 g de harina de fuerza.
    Para la masa (1 kg):
    450 g de harina fuerte, 70 g de mantequilla en pomada, 20 g de levadura prensada, 2 huevos, bola de masa madre, 60 ml de leche entera, 30 ml de agua de azahar, 120 g de azúcar, ralladura de una naranja y un limón, y 1 pizca de sal.
    Para decorar:
    50 gr de fruta escarchada variada, 1 huevo batido, almendra laminada y azúcar humedecido con agua de Azahar.

     

  • icon_comensalesIngredientes para 4 personas.
  • icon_hornoCircoTherm
  • icon_horno2 horas.

 

PREPARACIÓN

 

Masa madre:
En la leche templada a no más de 45ºC diluir la levadura prensada.
Amasar con el resto de la harina y el azúcar.
Introducir la bola en un bol llena de agua templada hasta que flote.
Retirar, y dejar reposar sobre un paño seco y limpio.

Resto de preparaciones:
Templar la leche en el microondas.
Diluir la levadura prensada en la leche templada para activar las levaduras. Nunca debe superar los 45ºC.
Mezclar con la mantequilla fundida, el agua de azahar y los dos huevos batidos con el azúcar.
Amasar junto con el resto de ingredientes hasta formar una masa homogénea.
Aplastar la bola y presionar con los pulgares para hacer el agujero central del roscón.
Abrirlo para darle mayor diámetro y colocar la sorpresa por la parte de abajo para no dejar rastro.

Colocar sobre un papel de horno en la bandeja de horno.
Encender el horno y seleccionar el programa de fermentación a 35ºC, introducir la bandeja en las guías VarioClou®, para poder decorar posteriormente sin necesidad de sacarlo del horno.
Transcurrida una hora, la masa ha fermentado y alcanzado el volumen óptimo.

Abrir la puerta y extraer la bandeja sobre las varillas VarioClou®, para terminar la decoración.
Pintar primero con un pincel y el huevo batido.
Colocar la fruta escarchada, la almendra laminada cruda y el azúcar humedecido por encima.
Volver a meter con cuidado en el horno.

Cocer primero con la función aire caliente (CircoTherm) a 190ºC durante 5 minutos y luego bajar a 170ºC durante 20 minutos.

Dejar enfriar sobre una fuente o plato de presentación antes de probar y a continuación, cortar.

 

Relacionados

2 comentarios

Es posible que haya un error en la receta? Para la masa madre en los ingredientes indica mantequilla que luego no se incluye según las instrucciones. Si la añades queda una masa pastosa y grasa que luego no deja subir al resto (se expande y cuartea).

Hola Virginia, para simplificar esta elaboración puedes hacer la masa directamente sin realizar una masa madre previa. Necesitarás los siguientes ingredientes: 250 gramos de harina de fuerza, 10 gramos de levadura prensada, 50 gramos de mantequilla, 50 gramos de azúcar, 2 gramos de sal (una pizca), 20 mililitros de agua de azahar (1 cuchara), 125 mililitros de leche, 1 huevo, ralladura de media naranja y medio limón. Mezcla y diluye la levadura en la leche templada, forma un volcán de harina en un bol grande, añade en el interior la leche con levadura, huevo, azúcar, agua de azahar y la pizca de sal. Amasa bien hasta formar una masa fina y pegajosa. Añade la mantequilla simplemente atemperada y amasa de nuevo hasta que forme de nuevo una masa homogénea. Una vez tengas la masa, la receta es la misma. Espero haberte ayudado. Un saludo,
Cheff Neff

Escribir un comentario


 He leído y acepto la Política de privacidad.

*