Los principales errores a evitar en el diseño y decoración de la cocina

Te contamos los errores al decorar una cocina que debes evitar. Colores, iluminación, zona de trabajo... Conoce las claves para decorar tu cocina con acierto.
Print Friendly, PDF & Email

A la hora de planificar y diseñar una cocina es muy importante tener en cuenta una serie de factores que harán de esta estancia un lugar cómodo y funcional para trabajar. Sin duda, acudir a un estudio de cocina es la opción más acertada, pues su equipo valorará cuestiones que afectan a todo tipo de decisiones: desde a la distribución y ergonomía de los muebles hasta detalles decorativos.

 Diseña tu nueva cocina

En cualquier caso, sigue leyendo si quieres ir pensando en cómo será tu nueva cocina antes de confiar en un profesional, y ten en cuenta qué errores debes evitar.

Color y diseño de los muebles

¿Sabes ya de qué color quieres que sea tu cocina? Uno de los errores más frecuentes de dejarnos llevar por modas, tendencias y “amores a primera vista”, pero a menos que estés muy segura, la opción más segura es optar por tonos neutros (como blanco o madera clara), nada estridentes. Lo más probable es que si escoges tonos fuertes, intensos o muy marcados, acabes cansándote de ellos. Recuerda también que el tono del mobiliario debe encajar perfectamente con el color de revestimientos y encimera.

En cuanto al diseño y acabados, priorizar la estética también puede hacer que no tomemos la decisión adecuada. Por ejemplo, en los armarios sin tiradores, que ahora están de plena actualidad, es más fácil dejar las huellas en las puertas, sobre todo si son con brillo, más sensible al tacto y las manchas que los acabados mate.

DISTRIBUCIÓN POCO FUNCIONAL

Además de optimizar al máximo el espacio disponible, la forma en qué se agrupen muebles y electrodomésticos –que estará condicionada por el espacio disponible y la forma de la planta- debe favorecer una circulación cómoda entre las principales zonas de la cocina: cocción, lavado y almacenamiento. Lo ideal es que estas tres áreas queden “unidas” por un triángulo imaginario y que la suma de sus tres lados no mida más de 6,5 metros.

ARMARIOS ALTOS INACCESIBLES

En cocinas con pocos metros es muy frecuente querer aprovechar el espacio con armarios altos que lleguen hasta el techo y así ganar zonas de almacenaje. Las medidas de estos muebles oscilan entre 45, 70, 80 u 90 cm de altura (siendo 70 y 90 cm las más habituales), aunque si el techo es alto, siempre es posible recurrir a armarios a medida.

Aquí hay que tener en cuenta dos cosas. La primera: si son demasiado altos es más que probable que sean inaccesibles e incómodos. La segunda: no olvides que para aprovechar al máximo la capacidad de los armarios, es fundamental que su interior esté bien equipado.

POCA SUPERFICIE DE TRABAJO

Si hay algo que dificulta las tareas culinarias es contar con poca superficie de trabajo, tener la encimera siempre ocupada con objetos y pequeños electrodomésticos. ¡Despeja la encimera!

Recuerda que para la zona de trabajo, es bueno dejar espacio suficiente entre la placa de cocción y fregadero. Esto permitirá tener un espacio libre para la elaboración de las recetas.
Además de optimizar al máximo el espacio disponible, la forma en qué se agrupen muebles y electrodomésticos –que estará condicionada por el espacio disponible y la forma de la planta- debe favorecer una circulación cómoda entre las principales zonas de la cocina: cocción, lavado y almacenamiento. Lo ideal es que estas tres áreas queden “unidas” por un triángulo imaginario y que la suma de sus tres lados no mida más de 6,5 metros.

MALA VENTILACIÓN

Invierte en una buena campana extractora, potente y silenciosa. Es importante contar con un buen sistema de ventilación que mantenga la cocina libre de malos olores y, a ser posible, sin un incómodo y molesto ruido de fondo.

lavavajillas integrables NEFF

Catálogo: Lavavajillas NEFF

LAVAVAJILLAS MAL UBICADO

Dónde instalar el lavavajillas es otra de las dudas que surgen a la hora de diseñar la cocina. Es importante situarlo cerca del punto de agua, al lado del fregadero, pues este electrodoméstico necesita una toma de agua, y cerca del armario donde se guarda la vajilla.

¿A la izquierda o a la derecha? Lo más fácil es colocarlo en el mismo lado de la mano con la que llevemos los platos desde el fregadero al lavavajillas.

Considera también no colocarlo al lado del horno o de la placa vitrocerámica, pues el calor que desprenden puede afectar al funcionamiento del lavavajillas.

CAJONES Y PUERTAS QUE CHOCAN

En las distribuciones en forma de L, hay que dejar una distancia en la esquina de separación con una regleta para evitar que los cajones y puertas del ángulo choquen al abrirse.

Cuenta siempre con el recorrido de las puertas (incluida la del lavavajillas) para que al abrirlas no entorpezcan la apertura de otros muebles.

Zonas de almacenaje

Queremos evitar que tu cocina sea un caos. Por eso para que una vez instalada no eches en falta armarios o cajones, te aconsejamos que a la hora diseñar tu cocina, estudies muy bien qué vas a guardar en ella. En ningún estudio de cocina saben cuántas vajillas o menaje tienes; si te gusta conservar el vino en neveras específicas o qué cantidad de alimentos no perecederos sueles acumular. Esa información sólo la tienes tú. Por eso, si tienes mucho menaje o muchas vajillas, deberás prever armarios o baldas dónde almacenarlos, al igual que los pequeños electrodomésticos.

En cualquier caso lo que siempre hay que tener en cuenta es dónde guardar: alimentos y bebidas; el menaje de cocina, que deberá estar cerca de la zona de cocción, y el servicio de mesa, en la zona de comedor; y muy importante, el equipo de limpieza (escoba, recogedor, cubo, fregona, aspirador, bayetas y productos), que requerirá un armario específico.

Un rincón para comer

¿Te arrepientes de no haber previsto una zona de comedor? En cualquier cocina, por pequeña que sea, es posible crear un rincón para desayunos y comidas rápidas: una encimera volada o una mesa plegable acompañadas de taburetes apilables son la mejor solución cuando los metros escasean.

La iluminación

Ya hemos hablado en muchas ocasiones de la importancia de un buen proyecto de iluminación para conseguir que nuestra cocina sea un espacio funcional, pero también acogedor y cálido. Para ello, además de potenciar la luz natural que tenga tu cocina, conviene combinar la iluminación general (focos empotrables o downlights de superficie) con luces LED debajo de los armarios superiores para iluminar bien la encimera.

POCOS ENCHUFES

¿Has pensando en la cantidad de aparatos que utilizamos en la cocina y que necesitan una toma de corriente? Desde los electrodomésticos imprescindibles, como el frigorífico, la placa, la campana, el horno y el lavavajillas, hasta pequeños aparatos de uso diario, como el microondas, la tostadora, la batidora de mano o el cargador del móvil. Estudia cuántos enchufes vas a necesitar para hacer una completa instalación eléctrica.

DETALLES QUE ARRUINAN LA DECORACIÓN

Muebles oscuros en cocinas con poca luz; armarios, encimeras y paredes en el mismo color; lavadoras no integradas; motivos o estampados que se repiten y recargan la decoración; falta de continuidad estética…

Como ves son muchas las cuestiones que hay que tener en cuenta para no equivocarnos a la hora de planificar la cocina. Por eso, como decíamos al principio de este post, sobre todo, desde NEFF te recomendamos acudir siempre a profesionales que te ayuden a estudiar y diseñar el proyecto que mejor se adapte a tus necesidades y a elegir los mejores electrodomésticos.

Cuéntanos qué te ha parecido este post y suscríbete para seguir recibiendo ideas de diseño y decoración válidas para cocinas con gusto de todos los tamaños.

Relacionados

2 comentarios

Monserrat Martínez

Hola, ustedes ¿hacen envíos a México?

Hola Monserrat, gracias por contactar con nosotros. Lo sentimos, actualmente no distribuimos nuestros productos en México. Disculpa las molestias. Un saludo

Escribir un comentario


 He leído y acepto la Política de privacidad.

*