Experiencias de Diego Ferrer sobre… las mermeladas caseras

Print Friendly, PDF & Email

¡Qué poquito queda para el verano! La estación por excelencia de las frutas. Sus sabores y aromas inundan los campos y también nuestras cocinas. Por eso, hoy quiero compartir con vosotros una fórmula para quedarnos con lo mejor de ellas y así poder disfrutarlas durante el resto del año: las mermeladas caseras.

mermelada casera 1
Foto: La cocina de alimerka

Es cierto que algunas de las frutas más apreciadas para preparar mermeladas como las fresas o los fresones se pueden encontrar en los mercados desde el mes de febrero; pero es ahora, en los meses de abril y mayo cuando están en su mejor momento para su disfrute.

mermelada casera 2
Fuente: Neff

Mi hijo Mateo, que comienza a zambullirse en mis libros de cocina, le ha dado por empezar en la cocina a través de la repostería (sin duda, la parte más atractiva, golosa y divertida para iniciar a un niño). Después de varios días preparando recetas y embadurnándolo todo en la cocina, me llegó una tarde con un tarro de mermelada de fresas (fresones en realidad) y con los ojos fuera de las cuencas, me dijo: ¡prueba!

Os prometo que no he probado jamás algo igual ¡qué maravilla de mermelada! Y no os creáis que es “amor de padre”, ya que suelo ser muy crítico con lo propio aunque venga de Mateo, pero de verdad que estaba riquísima.

mermelada casera 3
Fuente: Your Spanish Foods

Así que me puse manos a la obra con mi “nuevo maestro” y el resultado fue tan espectacular que no podía dejar de compartir el paso a paso con vosotros:

Ingredientes:

– 1000 g de fresones.

– 80 g de zumo de limón.

– 250 g de azúcar.

Elaboración:

– Lavar los fresones en abundante agua, retirar el tallo verde con puntilla y partir en cuartos.

– Colocarlos en un bol grande con el azúcar y el zumo de limón, remover bien y dejar reposar 24 horas tapados con film en el frigorífico.

– Al día siguiente pasar toda la mezcla a una cazuela y cocinar en la placa de inducción al 6 de potencia; en cuanto rompa a hervir, remover y bajar al 4.

– Dejar reducir durante 20 minutos o si tenemos un termómetro de jarabes hasta que alcance 104 ºC.

– Retirar y triturar con una batidora.

– Rellenar con la mermelada los tarros de cristal estériles: llenar casi hasta arriba, cerrar bien y dejar enfriar boca abajo, etiquetar y conservar en el frigorífico hasta 2 meses.

Nota: si disponéis de horno a vapor, accesorio de vapor o el nuevo horno FullSteam de Neff, podéis meter el tarro cerrado a 100 ºC de vapor durante 1 hora y semi pasterizar la mermelada.

Desde aquí os animo a preparar esta deliciosa y sencilla receta con los más pequeños de la casa porque os quedaréis asombrados de la facilidad que tienen para aprenden y por la destreza que desarrollan.
Y ya sabéis… en cuanto se acabe la época de las fresas comenzará la temporada de las cerezas, las ciruelas, las moras, los arándanos, las grosellas, las brevas, los melocotones… ¿se puede pedir más? 😉

mermelada casera 4
Fuente: Neff

Relacionados

4 comentarios

Muchas gracias, he hecho mermelada de fresa y me ha quedado de lujo.
Tengo horno NEFF con accesorios para vapor, y quiero sacarle todo el partido posible

¡Nos encanta saber que te ha quedado deliciosa la mermelada, Nieves! En nuestro blog encontrarás recetas para sacarle el máximo partido a tu horno y aquí al accesorio de vapor. Estamos a tu disposición. Un saludo.
El equipo Neff

Una pregunta, debo esterelizar los botes antes de meterlos al horno a vapor? O ya allí se esterilizan…. Soy novata con horno a vapor 😅

Hola Ana, los tarros de cristal tienen que estar estériles 🙂 Un saludo. Equipo Neff

Escribir un comentario


 He leído y acepto la Política de privacidad.

*