Experiencias del cheff Diego Ferrer sobre… las torrijas

El Cheff Neff nos enseña como preparar las tradicionales torrijas, tan típicas de Semana Santa, con una ligera innovación, pan de brioche.
Print Friendly, PDF & Email

Receta de torrijas de Semana Santa
Foto: Blog Love Cooking Neff

¿Sabéis cuál es el origen de uno de los postres más típicos de la Semana Santa, las torrijas?

Al parecer, este plato se remonta a la Cuaresma de los antiguos cristianos. Como en esta época se comía menos carne, consumían menos pan, pero se producía la misma cantidad que el resto del año. Esto provocaba que el pan se acumulara y se endureciese. Para aprovecharlo, lo sumergían en líquidos dulces que lo ablandaban, y así surgió uno de los dulces más famosos de estas fechas.

Antiguamente existían dos formas de hacer torrijas: con leche aromatizada (tradicionalmente con canela y limón), o a modo de jarabe (vino con azúcar o miel). Hoy, sin embargo, podemos elaborar nuevas interpretaciones de este plato tan típico, como la que os propongo: utilizando pan de brioche en formato pan de molde sin cortar (en un bloque).

La preparación es muy sencilla:

– Cortaremos un rectángulo de aproximadamente 10x3x3 cm. en forma de lingote (sin corteza).

– En paralelo haremos una crema con nata (100ml), leche (200ml), azúcar (70grs) y vainilla (1 vaina). En la placa de inducción haremos que hierva, abriremos la vainilla y rasparemos el interior de la vaina con una puntilla para extraer las semillas.

– Lo dejaremos reposar 10 minutos, y después lo colaremos y enfriaremos en un recipiente de plástico hermético.

– Introduciremos el lingote de brioche en la crema, lo empaparemos y dejaremos reposar 6 horas en el frigorífico.

– Después, lo escurriremos con una espátula, y pasaremos el lingote por harina y por huevo batido y colado.

– Lo freiremos en aceite de girasol a 160°, al 6 en la placa de inducción, o con el control de fritura (temperatura media) hasta dorarlo por todas las caras durante 2 minutos.

– Lo escurriremos sobre papel absorbente y, opcionalmente, lo serviremos con una bola de sorbete de mango y dulce de leche.

También podemos preparar esta receta con sobaos de alta calidad (los amarillos de gran tamaño) cortados en lingotes:

– Los empaparemos en la crema de vainilla o jarabe de vino y miel, o en una crema aromatizada con canela y limón.

– Después, tras escurrirlas, las rebozaremos en azúcar (como un empanado).

– Los caramelizaremos en una sartén limpia y seca al 8 en la placa de inducción mientras los giramos con una espátula cada 10 segundos para caramelizar las 4 caras.

– Los retiraremos de la sartén dejándolos enfriar ligeramente antes de servir. De esta forma los laterales resultaran crujientes gracias caramelizado.

Como veis, hay una gran variedad de torrijas, todas ellas deliciosas. Personalmente, creo que hay un momento para cada una. Por ejemplo, cuando visito a mis padres en estas fechas me gusta comer las de toda la vida: pan empapado, rebozado y frito con el azúcar por encima, pero cuando voy a un restaurante prefiero probar otra variedad más elaborada.

Desde aquí os invito a preparar las torrijas hechas con sobaos o pan brioche y sorprender a amigos y familiares con la tecnología que Neff nos ofrece.

Relacionados

2 comentarios

Hola Ana, me alegra mucho que te haya gustado la idea. Un saludo,
Cheff Neff

Me encantan las torrijas!!!
Me parece una idea genial hacerlas con sobaos, con los del MACHO por ejemplo que son una pasada (se nota que tengo raíces cántabras).
Es que si mojas uno en un vaso de leche, te quedas sin leche jejejejjee.
Me apunto la idea de los sobaos para mis próximas torrijas.
Gracias.
Un abrazo. Ana.

Escribir un comentario


 He leído y acepto la Política de privacidad.

*