La importancia de las plantas en la alimentación

Los mejores chefs se han aficionado al uso de hierbas silvestres en su cocina. Atrev√©te a hacerlo t√ļ y cult√≠valas en tu propia casa.
Print Friendly, PDF & Email
Las plantas en alimentación

Plantas que solían considerarse malas hierbas ahora compiten con clásicos como la albahaca y el perejil, en las cocinas más prestigiosas.

As√≠ que, ¬Ņpor qu√© no salimos a recolectarlas?

Hace miles de a√Īos, el fundador de la fitoterapia, Hip√≥crates, ya conoc√≠a los beneficios que ten√≠an las plantas silvestres. Hoy en d√≠a, solo tienes que salir a buscarlas para descubrir lo √ļtiles que son tambi√©n en la cocina.

Si miramos a través de una lente culinaria, incluso nuestros archienemigos pueden convertirse en aliados: las ortigas y la podagraria, por ejemplo, son excelentes para pestos o salsas y saben bien en un sofrito con ajo o cebolla; las hojas tiernas de diente de león, acedera y alquimila pueden aportar sabor a una ensalada o a un batido.

Debido a su elevada concentración de aceites esenciales, algunas hierbas silvestres deben utilizarse con moderación para evitar efectos inesperados: al fin y al cabo, las hierbas tienen usos medicinales por algo. Además, muchas hierbas silvestres tienen sus dobles venenosas, por lo que la primera regla al salir a recolectarlas siempre es: recoge solo lo que puedas identificar claramente.

Los principiantes deberían empezar por leer y seguir una buena guía. Otro elemento importante es el lugar donde buscas: evita zonas junto a carreteras concurridas o campos tratados con pesticidas. Una forma de estar totalmente convencido de que las hierbas son seguras es cultivar tus favoritas en casa, ya sea en el balcón, en el alféizar o en el jardín: ahora que los chefs estrella se han aficionado al uso de hierbas silvestres, los vendedores han reaccionado poniendo a la venta colecciones de semillas.

PICANTE

La f√°rfara (Tussilago farfara) es originaria de Europa, √Āfrica, Asia y Am√©rica del Norte. Le gustan los terrenos arcillosos y produce hojas cuyo uso es ideal como verdura: la f√°rfara puede sustituir a las espinacas en ciertos platos, incluyendo horneados; e incluso se puede utilizar en sushi. Desde la antig√ľedad, esta nutritiva hierba se ha utilizado para combatir enfermedades respiratorias.

AGRIO

Presente en todo el mundo, el llantén menor (Plantago lanceolata), también conocido como llantén de hoja estrecha o lengua de cordero, crece junto a carreteras y senderos de bosques, de abril a noviembre. Tiene un toque acidulado que recuerda a los funghi porcini y combina bien en salsas de hierbas, ensaladas y platos de pasta, además de armonizar con huevos.

FRESCO

La consuelda es el nombre com√ļn del g√©nero Symphytum cuyas hojas pueden potenciar el sabor de ensaladas, zumos, masas y tortillas; ligeramente salteadas, las ra√≠ces tambi√©n se pueden comer. Aunque solo cuente con 40 especies, la Symphytum se puede encontrar en todas partes, desde Europa hasta Asia Central; crece en lugares h√ļmedos como riberas, praderas, cunetas y bosques bajos.¬† Tiene otros nombres m√°s antiguos, como la sueldahuesos o la unehuesos, en referencia a sus usos hist√≥ricos en medicina tradicional.

FUERTE Y LIGERAMENTE √ĀCIDO

Estrella emergente entre las hierbas aromáticas, casi todo el mundo sabe que se pueden comer hojas de diente de león rehogadas como las espinacas o, si son jóvenes y tiernas, en ensaladas. Procedente de Asia occidental y Europa, el Taraxacum, que es como se llama de verdad, ahora está presente en prácticamente todo el hemisferio norte.

FUERTE Y PICANTE

Las hojas tiernas de la aquilea son un complemento ideal para ensaladas, sopas y salsas, y tambi√©n se pueden usar para dejar reposar el vinagre. Muy com√ļn en Europa entre el c√≠rculo polar √°rtico y los Alpes, tambi√©n se puede encontrar en zonas subtropicales de Eurasia, √Āfrica del Norte y Am√©rica. Su efecto medicinal es legendario: se dice que Aquiles la us√≥ para curar sus heridas (su nombre binomial es Achillea).

Sopa de calabaza y berros

CONDIMENTADO

La podagraria, también conocida como angélica menor o hierba de San Gerardo, crece en praderas, junto a caminos y en linderos de bosques. Repletas de vitaminas, proteínas, minerales y aceites esenciales, las hojas de la Aegopodium podagraria evocan al perejil y se pueden preparar en deliciosas ensaladas o para untar en pan; salteadas, son un sustituto innovador de las espinacas.

AGRIO, OTRA VEZ

En la cocina, la alquimila se utiliza para elaborar t√©s y ensaladas, o bien se puede a√Īadir a sopas y guisos; por la forma de sus hojas tambi√©n es popular como decoraci√≥n de mesa. En la medicina tradicional, la Alchemilla se recetaba para tratar √ļlceras, y los fitoterapeutas actuales siguen d√°ndole mucha importancia como remedio para el resfriado com√ļn, el asma y la diarrea.

√ĀCIDO

El sabor fuerte y ligeramente √°cido de la acederilla es ideal para dar un toque fresco a sopas, ensaladas e incluso postres. Tambi√©n es deliciosa salteada, pero debe ingerirse con moderaci√≥n ya que, al igual que las espinacas y las acelgas, contiene grandes cantidades de √°cido ox√°lico. Se pueden encontrar m√°s de 800 especies de su g√©nero ep√≥nimo Oxalis en lugares sombreados y h√ļmedos de todo el mundo.

ESPECIALMENTE √ĀCIDO

La acedera com√ļn¬† o¬† vinagrera¬† est√° extendida por Europa, Asia, √Āfrica del Norte y Australia, y es¬†¬† una incorporaci√≥n relativamente reciente a la vida vegetal de Am√©rica del Norte y del Sur. Esta hierba silvestre es especialmente buena con platos de pescado y carne, a√Īade un toque fresco a sopas y batidos, y tambi√©n se puede utilizar para elaborar cremas o mantequilla de hierbas. Le gustan los terrenos h√ļmedos y √°cidos y est√° repleta de vitamina C (pero como la acederilla, contiene √°cido ox√°lico). Solo se pueden recolectar brotes j√≥venes y tiernos, ya que las plantas maduras son dif√≠ciles de digerir.

UN AUT√ČNTICO TODOTERRENO

Los berros crecen en terrenos h√ļmedos ricos en nutrientes en todo el hemisferio norte y contienen impresionantes cantidades de vitamina C, hierro, potasio, calcio, silicio y clorofila. El √ļnico inconveniente es recolectarlos. Contra toda previsi√≥n, las hojas no queman en la lengua, ni salteadas ni crudas; todo lo contrario, son fant√°sticas en pestos y sopas, y como relleno para pescado o carne. Busca las hojas m√°s j√≥venes y tiernas en la parte superior de la planta.

las plantas en nuestra alimentación

Escribir un comentario


 He le√≠do y acepto la Pol√≠tica de privacidad.

*