Las mejores ideas para tener una despensa ordenada

Ya se trate de una habitación independiente o de un armario dentro de la misma cocina, disponer de una despensa ordenada y “de revista” no tiene por qué ser una misión imposible. Atento a estos consejos sobre cómo organizar la despensa y aprovechar al máximo el espacio adicional de tu cocina.
Print Friendly, PDF & Email

¿Quién no sueña con un rincón donde los alimentos y bebidas estén perfectamente ordenados y organizados? Ya se trate de una habitación independiente o de un armario dentro de la misma cocina, disponer de una despensa ordenada y “de revista” no tiene por qué ser una misión imposible; basta con seguir algunas ideas y consejos sobre cómo aprovechar el espacio adicional de tu cocina.

La falta de espacio suele desesperarnos a la hora de organizar los utensilios, alimentos, botes, especias. Por ese motivo, os presentamos una lista de consejos para tener perfecto el lugar que tanto te gusta. A la hora de crear tu despensa ordenada, ten en cuenta siempre los ingredientes que vas a guardar, porque los alimentos perecederos y que más utilizamos deberían colocarse siempre en primer plano. ¿Quieres saber cómo organizar tu despensa? ¡Sigue leyendo! 

cocinas despensa santos

1. TODO A LA VISTA

La primera regla de oro para que nuestra despensa sea un espacio cómodo y funcional es disponer de los alimentos y bebidas de manera que todo quede a la vista: una organización que nos permita localizar fácilmente aquello que buscamos.

Además de diseñar una distribución lo más lineal posible, te ayudará guardar los alimentos en tarros o envases transparentes con diseños simples y lineales.

2. ESTANTES DE ALTURAS DIFERENTES

Diseña una distribución que optimice al máximo el interior de los muebles. Igual que no todos los envases tiene las mismas medidas, las baldas o compartimentos que crees en tu despensa deberán tener alturas diferentes para ajustarse al milímetro al tamaño de los botes.

Lo ideal es poder regular las baldas para adaptarlas a la altura de los productos. Una opción idónea porque incorpora muebles de cocina que ofrecen mayor comodidad en nuestro día a día. Puedes jugar también con la composición visual, y coordinar los tarros y recipientes como mejor queden estéticamente.

Para potenciar la sensación de orden, utiliza tarros iguales. Eso sí, recuerda que necesitarás al menos tres tamaños diferentes. Una buena idea es identificarlos con etiquetas en las que aparezca la fecha de caducidad o el nombre de los ingredientes.

3. CAJONES BIEN ORGANIZADOS

Organiza el interior de cajones con compartimentos que puedas cambiar fácilmente en función de tus necesidades. Cuando se trate de cajones profundos o gavetas, lo mejor es optar por cestas de distintas formas y tamaños y asignar un recipiente a cada tipo de alimento. Agrupar los alimentos que no necesitan estar en la nevera, como patatas y cebollas, también te ayudará a localizarlos fácilmente. La solución idónea para mantener la cocina en orden.

4. LA NEVERA TAMBIÉN ES UNA DESPENSA

El frigorífico es fundamental tenerlo bien organizado y que nos permita hacerlo. Gracias a la bandeja botellero de los frigoríficos NEFF, las botellas las podrás almacenar sin riesgo que se resbalen y las tendrás siempre que queramos frescas y listas para ser degustadas.

5. MÓDULOS DEL SUELO AL TECHO

Saca partido a todo el espacio, desde el suelo al techo, con estanterías de módulos. El siguiente paso será distribuir bien los alimentos. Lo ideal para este tipo de opción es colocar en las baldas inferiores los productos que más pesan, como los contenedores de reciclaje; los que pesan poco y los más pequeños, en las superiores, y aquello que se use más a menudo, a la altura de nuestros ojos.

Procura poner delante los alimentos que caduquen antes y los recientes, detrás. En cualquier caso, recuerda que para no tener más de dos filas de productos, el fondo ideal de la estantería es de unos 20 cm.

6. DESPENSERO O CAJÓN EXTRAÍBLE

Destinar una pequeña habitación junto a la cocina para utilizarla como despensa no es posible en todos los hogares. Sin embargo, equipar unos de los armarios con cajones y baldas extraíbles puede ser una solución.

Este sistema es la clave para crear una despensa más cómoda y funcional que el de baldas fijas convencionales, porque permite llegar a fácilmente a todos los alimentos. Además, puedes elegir distintos sistemas de apertura del cajón, como batientes, extraíbles y correderos, eligiendo siempre el que mejor se adecua a nuestras necesidades.

7. ORGANIZA EN CESTOS O CAJAS

Baldas abiertas y cestas te ayudarán a ordenar mejor. Los recipientes de mimbres son los más indicados, pues facilitan que los alimentos transpiren y se conserven en buen estado. Con estantes, cestas, dentro de un armario o en una pequeña habitación, una despensa bien organizada es fundamental para encontrar los alimentos de forma rápida y evitar que se acumulen y caduquen. Una buena opción para diseñar cocinas pequeñas, en caso de que no dispongamos de espacio suficiente.

Con estos siete consejos, organiza la despensa a tu gusto para así tener el mayor espacio posible para cocinar. Recuerda que no solo puedes disponer de una despensa dentro de la propia cocina o una independiente, también puedes crear una estancia conectada a la cocina que siga manteniendo su interior a la vista gracias a unos cerramientos de cristal.

¡Consigue la cocina de tus sueños y no olvides suscribirte para seguir recibiendo consejos e ideas sobre decoración!

Relacionados

Escribir un comentario


 He leído y acepto la Política de privacidad.

*