Nos vamos de brunch

La nueva tendencia que arrasa en España es mezclar el desayuno y la comida. Si tienes pensado celebrar un brunch próximamente, en Neff te contamos todas las claves para que te salga perfecto.
Print Friendly, PDF & Email

La tendencia gastronómica que fusiona el desayuno con la comida cada vez está más en auge en España. Numerosas cafeterías, bares y restaurantes se han apuntado a esta moda. Hoy te contamos todas las claves para que el mejor brunch de la ciudad sea ¡el de tu casa!.

brunch_1_573px
Fuente: Explore St. Louis

Como su nombre indica, el brunch es la combinación de las dos palabras inglesas breakfast (desayuno) y lunch (comida). Una alternativa al desayuno tradicional cuyos orígenes no están del todo claros: unas fuentes señalan a que fueron los sirvientes de alta sociedad británica afincada en el Nueva York del S.XIX los que al librar los domingos les dejaban preparados a los señores de la casa un gran buffet que combinaba productos del desayuno y la comida. Otros ven su origen en las zonas rurales de Estados Unidos donde los granjeros hacían una pausa a media mañana para tomar un buen tentempié antes de continuar con su trabajo.

Fuese como fuese, lo que es indiscutible es que el brunch ha logrado traspasar fronteras hasta convertirse en una buena alternativa para disfrutar los domingos de lo mejor del desayuno y de la comida.

brunch_2_573px
Fuente: The International music conference

brunch_3_573px
Fuente: abc 13

Si estás pensando en celebrar un brunch en casa, es muy importante que tengas en cuenta los siguientes aspectos para que todo salga perfecto:

Mejor día de la semana: domingo o festivo es sin duda el día que tienes que marcar en tu calendario si quieres que tu brunch tenga éxito.

Horario: la hora más adecuada es entre las 11 de la mañana y las 4 de la tarde (esto dependerá de lo trasnochadores que sean tus invitados).

Menú: lo ideal es un formato buffet donde se combinen platos dulces y salados.

Bebidas: cafés, tés, infusiones, zumos a base de frutas naturales o cócteles no pueden faltar en todo brunch que se precie.

Montaje de la mesa: si el tamaño del comedor lo permite, colocaremos la mesa en el centro de la sala para facilitar que los invitados puedan servirse con facilidad los distintos platos. Si por el contrario, no disponemos de mucho espacio, optaremos por pegar la mesa a la pared dejando espacio por los lados.

Decoración: ¡creatividad al poder! Flores frescas, velas, centros de mesa, frutos secos… Numerosos son los objetos que pueden ayudarnos a dar a nuestra mesa un toque único. Sin duda, otra buena opción para estos días es elegir una determinada temática. Como por ejemplo el otoño donde hojas secas, calabazas o castañas llenarán de color la estancia.

brunch_4_573px
Fuente: Loving Living

brunch_5_573px
Fuente: Deli Papel

brunch_6_573px
Fuente: Compartimos un brunch

A la hora de elaborar el menú siempre es bueno utilizar productos de temporada y, como ya hemos dicho anteriormente, combinar sabores dulces y salados. Muffins, bizcochos, tartas, yogures, frutas frescas, mermeladas, quesos, tortitas, tostadas francesas, bagels, empanadas, huevos revueltos, tartaletas…¡Un sinfín de posibilidades! En nuestro blog puedes encontrar algunas ideas que seguro que sorprenderán a tus invitados más golosos.

brunch_7_573px
Fuente: William Penninn

brunch_8_573px
Fuente: Saveur

brunch_9_573px
Fuente: Capitan Cool

Si hay un plato estrella que no puede faltar en todo brunch son los huevos Benedictine (también conocidos como huevos a la benedictina o Eggs Benedict). Una receta muy sencilla y nutritiva a base de huevos escalfados, salmón o bacon y salsa holandesa. En la receta original se utiliza como base los llamados “english muffins” (panecillos ingleses blancos y esponjosos) pero si no disponemos de ellos, también podemos usar bagels o tostadas de pan blanco.

brunch_10_573px
Fuente: Love Cooking

Por último, no podemos olvidarnos de las bebidas. Además de los zumos a base de frutas frescas, infusiones y cafés, los cócteles juegan un papel muy importante en el brunch. El más conocido de todos es el Bloody Mary elaborado con vodka y zumo de tomate. Una opción muy refrescante y perfecta para reponer energías (y probablemente una de las más agradecidas por los que más disfrutaron la noche anterior).

brunch_11_573px
Fuente: A beautiful mess

A la hora de preparar las recetas es muy importante calcular bien los tiempos para servir todos los platos calientes en el momento justo en el que lleguen los invitados. En Neff hemos pensado en ello y gracias al horno con sistema CircoTherm podemos cocinar hasta 3 platos a la vez sin preocuparnos de que los olores o los sabores puedan mezclarse. Lo que es sin lugar a dudas, una gran ventaja a la hora de preparar un brunch perfecto.

brunch_12_573px
Fuente: Neff

Ahora que ya conoces todos los trucos para preparar un auténtico brunch, ¿se te ocurre un plan mejor para disfrutar con tus amigos el próximo domingo?.

Escribir un comentario


 He leído y acepto la Política de privacidad.

*