Planificar el menú semanal: ahorras tiempo y comes mejor

Una manera de seguir una alimentación más saludable es planificando el menú de la semana. Con ello, no sólo conseguirás organizar lo que vas a cocinar semanalmente, sino que a la vez podrás equilibrar mucho más la variedad y el valor nutricional de los platos que vas a preparar. Además, al planificar tus menús, mejorarás tu economía doméstica, ya que te acostumbrarás a tener en cuenta los alimentos que aún conservas en la despensa y en el frigorífico antes de comprar. Del mismo modo, prever los menús te permitirá elaborar una lista de la compra más cerrada y coherente, evitando así esas compras por impulso que seguro acabarán por no solucionarte ninguna comida.
Planifica tu menú

Una manera de seguir una alimentación más saludable es planificando el menú de la semana. Con ello, no sólo conseguirás organizar lo que vas a cocinar semanalmente, sino que a la vez podrás equilibrar mucho más la variedad y el valor nutricional de los platos que vas a preparar. Además, al planificar tus menús, mejorarás tu economía doméstica, ya que te acostumbrarás a tener en cuenta los alimentos que aún conservas en la despensa y en el frigorífico antes de comprar. Del mismo modo, prever los menús te permitirá elaborar una lista de la compra más cerrada y coherente, evitando así esas compras por impulso que seguro acabarán por no solucionarte ninguna comida.

1.- Visualiza cómo estará de cargada tu agenda la siguiente semana. En función de esto, sabrás el tiempo que podrás destinar a cocinar y si te convendrá hacer recetas sencillas o podrás disfrutar cocinando platos más elaborados. Si dispones de poco tiempo, te recomendamos que prepares recetas que puedas cocinar en el horno, unas verduras o un pescado al horno es sencillísimo y rápido de elaborar. Del mismo modo, preparar platos únicos te solucionará extraordinariamente el menú semanal.

2.- Revisa los alimentos que tienes en tu frigorífico, congelador o despensa, quizás te sirvan para elaborar algunos de los platos de la semana, ayudándote a simplificar tu lista de la compra. Del mismo modo, ten en cuenta los alimentos de temporada que puedes cocinar, son más económicos y te aportarán salud.

3.- Piensa los días que comerás y cenaras en casa y en base a ello y a los alimentos con los que ya cuentas como ingredientes, elabora una lista de recetas que harás para cada una de estas comidas. Lo ideal es que en tus recetas intervengan alimentos de los diferentes grupos (verduras, cereales, frutas, carnes…)

4.- Coge un cuaderno y un lápiz y dibuja una planilla donde aparezcan los distintos días de la semana y los tipos de comida del día que harás en casa (desayuno, comida, cena). Una vez hecho esto, sitúa cada día el menú que tomarás para tener en cuenta en qué momento de la semana tendrás que elaborarlo. Es importante que la planificación se adapte a tus necesidades reales y que pueda ser flexible, ya que es posible que algún día te dé pie a cocinar platos riquísimos y originales con comida que haya sobrado de otros días o quizás te apetezca o surja la ocasión de comer o cenar fuera.

5.- Ten en un lugar visible de tu cocina la planificación de menús, así sabrás cada día qué tendrás que preparar.

6.- Destina 15 minutos a la semana (preferiblemente los viernes) a planificar tu menú semanal. Si tienes niños, se trata de una tarea que es mejor realizar en familia (para compartir esta responsabilidad) con ello conseguirás que poco a poco los más pequeños vayan probando algo nuevo e integrando en su día a día un modo saludable de alimentarse.

¿Te animas a planificar los menús de la próxima semana?

Sigue estos pequeños trucos, seguro que ganarás tiempo y comerás más saludablemente. Deja un comentario con el menú que has creado para tu semana, nos encantará conocerlo.

Diego Ferrer
En cuanto hablamos u oímos nombrar “cocina étnica” enseguida nos viene a la mente la imagen de algo colorido y diferente como la cocina india, con todos esos colores y aromas tan exóticos. El significado real de la cocina étnica es aquella que surge de culturas diferentes a la nuestra, con unas raíces profundas y factores que influyen en ella, desde los medioambientales, tradiciones, clima, entorno hasta carácter del pueblo al que representan. No son solo los alimentos o materias primas que se utilizan para su elaboración, también lo conforman la celebración de eventos tradicionales, la técnica de cocina, la manera de servir los platos, donde se comen, con que utensilios, decoración de mesa, tipo de formatos y materiales utilizados, aderezos de la comida, horarios y normas que envuelven de una manera coherente y lógica para la cultura de origen en cuanto a algo tan vital como es alimentarse.
30/11/2017 Más información
Planifica tu menú
Una manera de seguir una alimentación más saludable es planificando el menú de la semana. Con ello, no sólo conseguirás organizar lo que vas a cocinar semanalmente, sino que a la vez podrás equilibrar mucho más la variedad y el valor nutricional de los platos que vas a preparar. Además, al planificar tus menús, mejorarás tu economía doméstica, ya que te acostumbrarás a tener en cuenta los alimentos que aún conservas en la despensa y en el frigorífico antes de comprar. Del mismo modo, prever los menús te permitirá elaborar una lista de la compra más cerrada y coherente, evitando así esas compras por impulso que seguro acabarán por no solucionarte ninguna comida.
11/09/2017 Más información
como presentar la receta
Cocinar buenos platos es una cosa y presentarlos con elegancia, otra bien distinta. Las tiendas disponen de un montón de utensilios para facilitarte la tarea: moldes, pinzas, biberones, sopletes, marcadores, espátulas… pero ¿sabías que con el uso de algunos trucos simples (y sin utensilios específicos), también se puede realizar verdaderas obras de arte en tu plato? Para ello, Neff te da 5 consejos de oro
15/06/2017 Más información
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestGoogle+Email to someone

Relacionados

Escribir un comentario


*