Recetas de verano para triunfar con los amigos

El verano es la estación para disfrutar de una buena comida o cena con amigos. Si quieres dejarles impresionados no te pierdas estos trucos que te damos.
cocina-amigos

El verano es la estación por excelencia en las relaciones sociales. En verano nos juntamos para comer, cenar… disfrutando de las veladas prolongadas que nos proporciona el buen tiempo y el periodo de vacaciones. El objetivo siempre es el mismo: disfrutar de la compañía de amigos y familia en un entorno de distensión y confianza. Para ello lo primero es salirse del protocolo original, fomentar el self service de bebidas (disponiendo de una gran variedad) y preparar diversos alimentos para que los comensales se vayan sirviendo a su gusto.

Recetas fáciles y para tomar a modo de picoteo son una elección segura para triunfar con los amigos. Aquí te dejamos unas ideas así que… ¡manos a la obra!

A las cremas frías que hagamos (como el salmorejo) una vez servidas les podemos añadir una gelatina de albahaca y una espuma de mascarpone. Los gazpachos de frutas de temporada también resultan muy refrescantes y los podemos hacer de cerezas, fresas, frambuesas, arándanos, moras, etc.

No pueden faltar los típicos aperitivos de encurtidos, embutidos, panes, y aceite. Un elemento muy socorrido será preparar cualquier “dip” que nos permita mojar panes tipo colines, regañas, panes con semillas, frutos secos… Pero si tienes la posibilidad de “dipear” de forma más sana y fresca, utiliza cualquier crudité (hortaliza cruda) como bulbo de hinojo, endivias blancas y moradas, espárragos verdes, chirivías, zanahorias de colores, apio, etc. Las cremas para poder mojar van desde un romesco, crema de queso con tomates secos en aceite anchoas y albahaca, humus, queso remolacha cocida y salmón marinado picado, crema de queso con berberechos, yogur griego con cebolla frita y anguila ahumada, etc.

Si de verdad quieres sorprender a tus invitados, tienes que probar a transformar por osmosis tanto la sandía como melón (aunque también se puede hacer con cualquier fruta). Para ello es necesario contar con una módulo de envasado al vacío como la nueva de Neff, abrir el melón, retirar semillas, retirar corteza y cortar en rodajas gruesas de 3-4 cm. Con un cortador de unos 3 cm de diámetro cortar y obtener un cilindro perfecto. Aparte hacer un mojito sin hielo y meter en una bolsa de envasado al vacío el líquido del mojito y los cilindros del melón. Envasar al vacío en el nivel 3 de vacío y sellado. Una vez termina el proceso y abrimos la tapa de la máquina envasadora, el melón ha cambiado de color y todo el aire de la carne ha sido sustituido por el líquido del mojito que ha ocupado ese mismo espacio. Escurrir el melón y disponerlo en cucharas de degustación individuales o sobre una pizarra de manera ordenada decorado con una puntita de menta encima. Veréis que sorpresa se llevan vuestros amigos si les ofrecéis este aperitivo que no parece lo que realmente es. También se puede hacer con sandía con sangría.

Otro platos para el verano pueden ser las quiches, hojaldres salados, empanadas, cocas con todo tipo de verduras salteadas, huevas que le den toque salado y colorido y hierbas frescas como rúcula, cebollino, perifollo, salicornia que le den el toque fresco y aromático.

Copa

Si quieres preparar algo un poco más contundente siempre puedes realizar un delicioso roast beff  y con la cocción al vacío tan de moda, te puedes atrever con verduras y pescados confitados en una cocción directa (siempre por encima de los 58 °C y con la función al vacío del horno). Las cotillas a la barbacoa embadurnadas de salsa barbacoa, miel y rayadura de naranja y cocinadas en el horno a 90 °C durante 5 horas son otro de los platos de éxito seguro.

Diego Ferrer
En cuanto hablamos u oímos nombrar “cocina étnica” enseguida nos viene a la mente la imagen de algo colorido y diferente como la cocina india, con todos esos colores y aromas tan exóticos. El significado real de la cocina étnica es aquella que surge de culturas diferentes a la nuestra, con unas raíces profundas y factores que influyen en ella, desde los medioambientales, tradiciones, clima, entorno hasta carácter del pueblo al que representan. No son solo los alimentos o materias primas que se utilizan para su elaboración, también lo conforman la celebración de eventos tradicionales, la técnica de cocina, la manera de servir los platos, donde se comen, con que utensilios, decoración de mesa, tipo de formatos y materiales utilizados, aderezos de la comida, horarios y normas que envuelven de una manera coherente y lógica para la cultura de origen en cuanto a algo tan vital como es alimentarse.
30/11/2017 Más información
Planifica tu menú
Una manera de seguir una alimentación más saludable es planificando el menú de la semana. Con ello, no sólo conseguirás organizar lo que vas a cocinar semanalmente, sino que a la vez podrás equilibrar mucho más la variedad y el valor nutricional de los platos que vas a preparar. Además, al planificar tus menús, mejorarás tu economía doméstica, ya que te acostumbrarás a tener en cuenta los alimentos que aún conservas en la despensa y en el frigorífico antes de comprar. Del mismo modo, prever los menús te permitirá elaborar una lista de la compra más cerrada y coherente, evitando así esas compras por impulso que seguro acabarán por no solucionarte ninguna comida.
11/09/2017 Más información
como presentar la receta
Cocinar buenos platos es una cosa y presentarlos con elegancia, otra bien distinta. Las tiendas disponen de un montón de utensilios para facilitarte la tarea: moldes, pinzas, biberones, sopletes, marcadores, espátulas… pero ¿sabías que con el uso de algunos trucos simples (y sin utensilios específicos), también se puede realizar verdaderas obras de arte en tu plato? Para ello, Neff te da 5 consejos de oro
15/06/2017 Más información
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestGoogle+Email to someone

Relacionados

Escribir un comentario


*