Suelos hidráulicos en la cocina, las baldosas resurgen con fuerza

Los suelos hidráulicos han vuelto a recuperar el esplendor que tuvieron en el siglo XX, especialmente en la arquitectura modernista, donde aún hoy se conservan muchos de los mosaicos de las casas del l’Eixample de Barcelona.

Estas baldosas, cuyo origen se remonta al siglo XIX en la planta cementaria de Viviers (Francia), son fabricadas de manera totalmente artesanal. Realizadas con cemento, arena y óxidos de color naturales, presentan diseños con diversos motivos geométricos, vegetales o florales, y su medida estándar es de 20 x 20 cm.
idPost19443
Suelos hidráulicos

Fuente: Santos Cocinas

Los suelos hidráulicos han vuelto a recuperar el esplendor que tuvieron en el siglo XX, especialmente en la arquitectura modernista, donde aún hoy se conservan muchos de los mosaicos de las casas barcelonesas del barrio del l’Eixample.

Estas baldosas, cuyo origen se remonta al siglo XIX en la planta cementaria de Viviers (Francia), son fabricadas de manera totalmente artesanal. Realizadas con cemento, arena y óxidos de color naturales, presentan diseños con diversos motivos geométricos, vegetales o florales, y su medida estándar es de 20 x 20 cm.

En los años 70, con la aparición del terrazo y otros materiales industriales, el mosaico hidráulico dejó de estar entre las opciones favoritas a la hora de decorar los suelos. Pero hoy en día, con diseños y colores renovados, no sólo son tendencia sino que son uno de los revestimientos más demandados en el diseño de todo tipo de estancias, incluida la cocina.

PROPUESTAS DECORATIVAS

La inspiración retro del mosaico hidráulico combina con cualquier estilo decorativo: desde cocinas de estética industrial hasta decoraciones modernas o tradicionales. Lo ideal es combinar la baldosa hidráulica con muebles de madera o de un color acorde con las tonalidades del suelo. En cuanto a la decoración de las paredes, conviene optar por un color liso y, sólo si la estancia es grande, también está permitido prolongar el hidráulico del suelo en un cerámico decorado que proteja el frente de trabajo. El único riesgo es que pueda recargar demasiado el espacio.

Moras

CUIDADOS, MANTENIMIENTO Y LIMPIEZA

Rescatadas, recuperadas o de nueva fabricación, las baldosas hidráulicas necesitan de unos cuidados específicos.  Al tratarse de un material muy poroso, es recomendable aplicar un tratamiento impermeabilizante que lo proteja del agua, las grasas y otras manchas. Para ello se aplica una capa fina del producto, esparciéndolo de forma uniforme con una esponja, pincel o rodillo.

La cera también protege la baldosa y hace brillar sus colores. El suelo hidráulico debe encerarse con productos específicos, siguiendo las instrucciones del fabricante, y posteriormente, como como mantenimiento, se recomienda añadir una vez al mes un tapón de cera al agua de fregado.

La limpieza diaria del suelo, debe realizarse con agua y jabón neutro, evitando siempre productos químicos y lejías, que lo estropearían sin remedio.

CERÁMICA COMO ALTERNATIVA

Los suelos cerámicos permiten decorar la cocina con los diseños y los colores de las baldosas hidráulicas, pero sin los inconvenientes de porosidad de éstas. Son totalmente impermeables, fáciles de limpiar y no requiere ningún tipo de mantenimiento. Además, tienen un precio más asequible y se fabrican en una gran variedad de formatos: desde las tradicionales 20 x 20 cm o 33 x 33 cm hasta grandes planchas de 100 x 100 cm.

FORMAS DE COLOCACIÓN

El mosaico hidráulico ofrece muchas posibilidades decorativas a la hora de cubrir el suelo, si bien lo más habitual es combinarlo con otros materiales –madera o cerámica– para crear vistosas alfombras o cenefas. Se trata de un recurso perfecto para delimitar distintas áreas dentro de la cocina, así como para dividir visualmente la cocina propiamente dicha de la zona de comedor o del salón, cuando se trata de espacios integrados.

NUEVOS DISEÑOS Y COLORES

Los suelos hidráulicos también se modernizan. Además de comercializarse en patrones y colores tendencia para adaptarse e los interiores más vanguardistas, la baldosa de 20 x 20 cm da paso a nuevos formatos hexagonales que permiten un sinfín de innovadoras composiciones con las que es fácil conseguir ambientes exclusivos.

 

Si estás pensando en reformar tu cocina, valora la posibilidad de instalar un suelo hidráulico o de inspiración vintage, como los que acompañan estas líneas. Solo o combinado con madera, cerámica o microcemento, su  belleza, solera y personalidad es difícil de superar por otros materiales; si quieres seguir recibiendo ideas para decorar tu casa, no olvides suscribirte.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestGoogle+Email to someone

Relacionados

Escribir un comentario


*